domingo. 29.01.2023
Análisis político. ANA MARCELLO

El PP quiere romper

Diario de León publica una serie de artículos de los diputados leoneses de los distintos partidos. Hoy, Podemos.

Nos encontramos frente a un Gobierno y un PP, que no está siendo capaz de dar una respuesta política a la realidad que vivimos, no porque no quiera, sino porque simplemente no tiene propuesta política que plantear, no tiene proyecto político ni para Cataluña ni para España.

El Gobierno del PP está actuando de manera reaccionaria, vulnerando derechos civiles y políticos, la senda que suele seguirse cuando previamente se han vulnerado los derechos sociales, económicos y culturales.

Quien está fracturando realmente España vive en la Moncloa, quien lleva en su hoja de ruta romper el país para vendérselo a los fondos buitre es el PP de Mariano Rajoy. Tenemos un Gobierno pirómano que lleva años echando gasolina y que busca ahora refrendarse como salvador de la patria. Pero no son ‘salvapatrias’, son ‘vendepatrias’.

Mariano Rajoy no tiene un proyecto de España en el que encaje Cataluña, pero tampoco lo tiene para el resto de los pueblos que conforman este país de países. El PP es una fábrica de independentistas, un riesgo para nuestra soberanía. En Podemos no queremos que los catalanes se independicen, por mucho que se empeñen en vender ese mensaje los medios del fango.

Nuestra formación quiere ofrecer un proyecto de convivencia basado en la fraternidad popular, constituido por la voluntad de todos los pueblos que lo componen. Y en ese proyecto, la pieza fundamental es que se garanticen los derechos de la gente, que apueste por una sanidad pública y universal, una educación pública de calidad, por la igualdad, por un trabajo digno, por unas pensiones públicas, por unos servicios sociales garantes de derechos... En definitiva, un proyecto para España donde las instituciones garanticen que la gente pueda vivir con dignidad y se respeten y garanticen sus derechos.

Ese es el proyecto que hay que presentar a catalanes/as, vascos/as, leones/as, manchegos/as y a todos los pueblos, un proyecto de país, de convivencia y fraternidad.

Estamos plenamente convencidas de que la mayoría de la gente en Cataluña quiere tener un proyecto compartido con el conjunto de los pueblos de España y que de quien realmente quieren independizarse es de Rajoy y de su política de saqueo, corrupción y descomposición.

El PP está siguiendo una lógica de actuación de partido, no de Gobierno, destruyendo este país de países que nuestros padres, madres, abuelas y abuelos construyeron entre todas y todos, conquistando uno a uno todos los derechos que nos están arrebatando, y digo conquistando porque así fue, ninguno de nuestros derechos han sido otorgados, han sido conquistados por la clase trabajadora de España.

Veo con preocupación cómo el PP, está usando Cataluña como cortina de humo, para que no se hable o se intente olvidar que el PP está imputado por corrupción, que no se hablé de cómo se financian en sus campañas electorales, de cómo el exministro de Justicia y expresidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Gallardón está imputado en la operación Lezo, de cómo el Banco de España da por perdido los 40.000 millones de euros que se usaron del dinero público para salvar el sistema financiero… de verdad ¿se creen que nos vamos a olvidar de todo ello? Sinceramente, nos merecemos otro Gobierno.

Además, no debemos perder de vista que la situación de represión y vulneración de derechos va paralela a una criminalización de una parte de la población por sus ideas, creándose una caldo de cultivo que siempre ha sabido utilizar la extrema derecha para justificar la violencia contra aquellos que piensan diferente y contra los que defienden la libertad, la fraternidad y la convivencia.

Lo sucedido el pasado domingo día 24 de septiembre en Zaragoza en la Asamblea de cargos públicos organizada por Podemos es un claro ejemplo de ello, aunque la maquinaria mediática del fango trate de ocultar la realidad. En aquella jornada de encuentro y de fraternidad, de alcaldes/as, diputados/as, senadores/as y de procurados/as, de diferentes formaciones políticas, representantes del voto de 6.5 millones de ciudadanos/as, quedó de manifiesto que es posible una salida democrática a la cuestión catalana, que es posible y necesario acordar un referéndum pactado y con garantías. Porque es de demócratas apostar por esta vía, porque consideramos que los problemas políticos se solucionan con respuestas democráticas, no con soluciones judiciales. Por eso planteamos un marco de diálogo en el que se ponga en valor la necesidad de que los catalanes/as puedan expresarse libremente.

Es posible y es necesario arremangarse la camisa y trabajar en la construcción de la España del futuro que ya está en marcha, nos merecemos un país, donde ni Mariano Rajoy ni corrupción pueda seguir mercadeando con nuestros derechos, rompiendo y vendiendo a nuestra soberanía, su continuidad pone en riesgo nuestra democracia.

El PP quiere romper
Comentarios