miércoles. 17.08.2022

El primer museo del mundo dedicado al Santo Grial ha abierto sus puertas en Valencia. La ciudad que tiene en su Catedral el llamado Santo Cáliz estrena la llamada Aula Grial, un proyecto de iniciativa privada que sirve de espacio de interpretación para contar la historia de esta copa que llegó a la seo valenciana en 1437. Más allá de debates sobre la veracidad de los griales, a los que la Iglesia nunca dará carta de fe como a ninguna reliquia, en la comunidad levantina existe una apuesta muy en firme para aprovechar un recurso que tiene incuestionables efectos en el turismo. Dispone de un proyecto de ruta en la que colaboraron nueve entidades —desde el Ayuntamiento de Valencia a la Universidad de Zaragoza— y siempre tiene mucha prioridad en todo tipo de promociones. El cáliz levantino parece que sigue el Corredor Mediterráneo, ese que circula con todo bien engrasado. Y por contra, el Grial leonés —el que está debajo del Gallo de San Isidoro—, está como el Corredor Atlántico, intentando que alguien se lo tome en serio e inicie su defensa y promoción porque ofrece innegables posibilidades. Probablemente lo que sigue sin conseguirse es que alguien le ponga en un poco más de fe al asunto...

Falta fe en el Grial
Comentarios