lunes. 27.06.2022

La deriva presente, sobre la población/territorio del «todo SaZaLe’41» (Salamanca, Zamora y León), dibuja un escenario tremendista trágico, donde el otrora refugio de la incentivada forzada emigración, que evidencia la incapacidad resolutiva política atenazante que nos circunda, es una escenificación ya, ¡uno más!, de imposibles alternativas y la constatación de la impostada evidente ruina.

Del «no hacer nada» de «utilidad poblacional asentable», véase las ilustrativas tablas poblacionales del INE para el «todo SaZaLe’41», se ha estado pasando al adobamiento de los interesados sufragadores del tinglado y de aquellos acolitismos que practican el remoranismo publicitario en los massmedia.

El texto de la Constitución de 1978 sigue siendo el anhelado referente que alumbra cualquier optimismo y anida toda posible esperanza, de su plenitud en la triprovincial Región Reino Leonés.

Desde tal preámbulo postulamos, para toda la convivencialidad de nuestros entornos de proximidad, los siguientes considerandos:

1.- Queremos ganar para nuestra tri provincial Región Reino Leonés, el que esta, y por la propia normalidad aplicativa de la CE-1978, alcance su plenitud constitucional (tras la aplicación a la regionalidad leonesa del Art. 2 del texto constitucional) y con ello sea categorizada como la Comunidad Autónoma Región Reino Leonés.

2.- Nos estamos para la permanencia anulante del «Taka-Nato» —imperativamente impuesto desde la centralidad— y sus múltiples ceremonias de la confusión. Estamos para la normalidad constituyente, para nuestra triprovincial Región Reino Leonés y desde aquí por la España Nación y, a través del Estado Español, por la Unión Europea.

3.- El «madrileñismo dirigente» (y no, ¡y nunca!, una sola persona), sin ningún tipo de consulta a mis ciudadanos regionales leoneses, nos impuso imperativamente el invento pos-constitucional de un ente híbrido desconocido (¡y no existente el 6-12-1978), que anulaba las expectativas de toda la constitucional regionalidad leonesa y por todo el País Leonés (Región Reino Leonés+Diáspora Emigrante Regional Leonesa).

4.- Desde algunos medios (¿?), que pudieran «estar filtrando» las aportaciones genuinas de las regionalidad leonesa —lacerando sus libres difusiones—, se está instando por «el migajeo clamativo» y «la loa sin cuento» al Taka-Nato, reflejo del «ente inventado», ¡en Madrid!, por cuatro grupos y sucursalizado dependencialmente.

5.- Los ciudadanos regionales leoneses no están para tratar de enderezar la ruina generalizada de un artificio/tinglado/embrollo, ¡inventado en Madrid!, por unos presuntos intereses, ¡nunca explicados!, que trata de anular, con visible incidencia, a todo el País Leones (siendo igualmente lesivo tanto para la propia Región Reino Leonés como para su más que abundante emigración regional leonesa).

Como en sus tiempos, nuestros antepasados, no estaban para aplaudir a «Pepe Botella & acólitos», tampoco ahora debemos, todos los ciudadanos regionales leoneses, estar ante otra imposición que nos es absolutamente lesiva.

6.- Los ciudadanos regionales leoneses no están para tratar de corregir los múltiples fallos de una sucursal madrileña, ni para darles lecciones salva entuertos de nada.

Estamos para las «cosas regionales leonesas» y, por ende, para reclamar a la centralidad decisoria madrileña sobre nuestra equiparación con: Extremadura, Galicia, Asturias, Aragón, Vascongadas, Cataluña... Estamos por la plenitud constitucional en el ahora y en el aquí de la triprovincial Región Reino Leonés.

7.- Siendo, como sí que lo es, el triprovincial Reino Leonés una Región de la España Nación, donde esta constitucionalmente ibsertada, lo que prima, por el explícito texto de la propia Constitución, es su «propia libre voluntariedad política» y no, ¡ y nunca!, la atribuible imposición pos-constitucional llevada a efecto presuntamente por cuatro grupos.

La Constitución debe situarse, en su completa prevalencia, en el seno de la completa y densa regionalidad leonesa y hacerlo a todos y cada uno de los efectos de la misma.

Se trata de nuestra Constitución y se trata del objeto de la misma, o sea: «deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran»... incluso de los que tenemos, en la España Nación, gentiliciamente regional el histórico apelativo de leoneses.

Siempre hemos estado por el uso de la plena soberanía de la Nación Española, la que el día 6-12-1978, sí que reconoció y estableció constitucionalmente a nuestra Región Reino Leonés. ¡¡¡Adelante leoneses!!!

Ganar regionalidad leonesa
Comentarios