lunes. 27.06.2022

La persona que consigue hacer lo sencillo, sublime; aparte de su magnificencia, nos deja su disfrute para siempre. Es el caso de Steve Jobs, alma, corazón e ingenio de la compañía Apple, que nos ha dejado —gracias a su visión adelantada— una amplia gama de exquisitos aparatos informáticos. Desde sus inicios en la informática —en aquel mítico garaje—, Jobs apostó por mantener un estilo propio, el cual utilizó para el desarrollo y la construcción de sus terminales informáticos.

A lo largo de la historia del arte, pintores, arquitectos, diseñadores, escultores, etcétera, han destacado por la forma de dar valor a conceptos no captados por los demás. Ahora, habrá que añadir como un arte más, ese concepto que Steve nos ha dejado. Dentro de la dualidad hardware (partes tangibles), como software (soporte lógico) de un terminal informático, la marca Appel (en competencia con otras compañías), nos ha deleitado con la exquisitez y la elegancia de esa manzana tan apetitosa, que la marca nos ha dejado paladear.

Gracias a la filosofía de su creador, basada en la sencillez de manejo, en un entorno de hecho nada sencillo, él si lo consiguió. Las ventajas informáticas de Apple son claramente reconocidas por los ámbitos más vanguardistas de este mundo en concreto. La vida humana es efímera; pero este tipo de personas, dan por sentado que, la vida es para vivirla intensamente.

Desgraciadamente la gran mayoría la dejamos pasar. Steve, gracias a sus capacidades por encima de la media, nos deja abierto el camino, y nos anima a disfrutar de aquello que más nos llene. El enigma de la muerte otra vez más, nos hace incomprensible del porqué nuestro amigo Steve Jobs, persona todavía necesaria, debe marcharse de este mundo adelantadamente. Gracias por habernos hecho la vida más fácil con tu ingenio maravilloso. Descansa en paz.

Gracias, Steve Jobs
Comentarios