domingo 29/5/22

En otro momento, he hablado de la mediocridad del poder. Hoy toca hablar de las estrategias y de las habilidades del poder de, unos y de las torpezas de, otros.

Las fuerzas de izquierda, en este país, tienen un largo recorrido. La izquierda no nació ayer ni con la Segunda República, ni con la Monarquía. La izquierda es vieja, es mayor, tiene raigambre. Tiene muchas agallas y muchas carrancas. La izquierda en Europa, en España, en América, tiene sus orígenes en las revoluciones, en las injusticias, en la explotación. La izquierda nació en la contestación social. La izquierda no nació para llevar la paz a los pueblos. Nació para fomentar la revolución y la guerra. Lenin, cuando se levanta en San Petersburgo contra los zares, hizo una revolución que costó sangre y sufrimiento. Stalin cuando asumió el poder no lo asumió democráticamente, lo asumió con engaños, con mentiras, con demagogia. No asumió el poder para hacer justicia, no. No asumió el poder para respetar las libertades, no. Ostentó un poder vengativo. Al enemigo no se le vence en democracia. Al enemigo se le vence y se le aplasta con las armas.

Las revoluciones no conllevaron la paz a los pueblos sino el sufrimiento y la explotación. Se cambiaron los cromos. Los que se decían explotadores pasaron a ser explotados o se les arrebató sus riquezas o se les aniquiló. Los que decían ser explotados y ganaron la revolución pasaron a ser grandes señores feudales. A vivir en palacios y mansiones. Ese pueblo que creyó pasar del sufrimiento y la penuria al gozo siguió en la miseria y su cabeza pisoteada y ahogada por la serpiente ponzoñosa que tiene el poder.

Los que decían ser explotados y ganaron la revolución pasaron a ser grandes señores feudales. A vivir en palacios y mansiones. Ese pueblo que creyó pasar del sufrimiento y la penuria al gozo siguió en la miseria y su cabeza pisoteada y ahogada por la serpiente ponzoñosa que tiene el poder

Se suele decir que la izquierda, esencialmente comunista, lo único que administra es la miseria de los demás. ¿Qué fue la Unión Soviética mientras gobernó el comunismo? Miseria, sangre y destierro. ¿Qué es Cuba, Venezuela, Nicaragua? Hambre, sudor, explotación, censura, miseria y muerte. La Segunda República en España no fue un alarde de paz por la izquierda. Ahí tenemos a Indalecio Prieto. Pretendió dar un golpe de Estado contra las derechas que habían ganado las elecciones y decía que: a las derechas si no se las gana en las urnas, se las gana con la violencia y revolución. Impulsó la revolución de 1934 que fue el presagio de la guerra civil cuando los mineros se sublevaron. No pretendo estigmatizar a esa izquierda que maduró a lo largo del tiempo y hoy tiene otro signo político que es la socialdemocracia liberal y que gobierna en los países más civilizados y que tiene equilibrio en el poder y en las decisiones sociales. Esta izquierda se acerca al liberalismo.

Hay otras fuerzas políticas que son nuevas. Que no nacieron de las revoluciones sino fruto de situaciones coyunturales o basadas en lo que se llamó el humanismo cristiano resultante de los movimientos o guerras religiosas como fue el anglicanismo en Inglaterra o el luteranismo en Europa. Por lo que se refiere a España, las derechas tienen un corto recorrido. La derecha, en España, es coyuntural. Es resultante del tiempo y las circunstancias. No hay una democracia cristiana al estilo alemán, ni es liberal al estilo francés o países nórdicos. No se sabe lo que es. Se presupone una ideología que se puede decir conservadora en tanto que apoya la propiedad privada, apoya a las empresas, respeta la enseñanza privada. El estado tiene menos peso público. En teoría no persigue y sangra a la empresa con impuestos etc. Es liberal en lo económico.

La derecha, en reflejos de movilización de masas, es nula. No tiene capacidad de dominio. No maneja hábilmente a los medios de comunicación. No paga a los periodistas, en general, para que hablen de sus bondades. La derecha es un conjunto de profesionales que, en un momento determinado, se reúnen para alcanzar el poder. Cuando lo pierden se esfuman y desaparecen. Por el contrario, la izquierda y extrema izquierda son muy hábiles. Se preparan para el poder. Se preparan para dominar la calle. Se preparan para levantar a las masas. Nacen en la Universidad. Movilizan a los jóvenes. Saben cuándo tienen que actuar. Saben qué van a decir y como lo dicen. Son artífices de la mentira y la estrategia. Saben engañar, fingir. Saben dominar para que los crean. Son doctores en picardía. Todo lo que está a la derecha de la izquierda no es democracia es dictadura, son fachas. Este es el primer slogan que aprenden y transmiten. Si pierden el poder, lo arrebatan los fachas. Solo tienen un mensaje: llega la ultraderecha, llega, de nuevo, el fascismo. Porque ya sabemos que lo que está a la derecha de la izquierda no es moderación es extrema derecha, son fachas, son franquistas etc. Empiezan las protestas. Los sindicatos salen a la calle. Movilizaciones por aquí, por allá. Por el contrario, cuando está la izquierda en el poder, los movimientos se callan. Ya no hay injusticias. Todo es paz, tranquilidad. Ya no reclamamos más salarios. ¡Qué serían las calles hoy con la que está cayendo si gobernara la derecha! Todos los días los sindicatos y movimientos estudiantiles estarían dando la matraca. Esto es la extrema izquierda. Protestas. Son adictos a la calle. Banderas en mano, claman justicia, trabajo. Somos los defensores de los trabajadores. Abajo el capitalismo. El empresario nos roba

Otro punto importantísimo está en la lacra de la corrupción. Los casos de corrupción en la derecha están todos los días en los medios de comunicación. Raro es el día que no sale el caso Bárcenas, el caso Kichen, el Gürtel etc. Los casos de corrupción de la izquierda están en el limbo. ¿Qué pasó con los Eres de Andalucía? ¿Qué pasó con el fraude de los cursos de formación? ¿Qué pasa con Chaves, Griñán, van a la cárcel o terminan paseando por el barrio de Triana? ¿Dónde están los más de tres mil millones que se fugaron, se dilapidaron, muchos en juergas, en putiferios, en mariscadas? Toda la corrupción de la derecha no representa ni un diez por cierto de la izquierda. Sin embargo, a Rajoy le costó la Presidencia. A la alcaldesa de Valencia Rita Barberá, la muerte. Por cierto, La mayoría de los implicados de entonces han sido absueltos. Los medios de comunicación, algunos, dominados por las izquierdas, están machacando las corrupciones de la derecha, pero las de la izquierda no existen. Nadie se acuerda de las mentiras de Sánchez. Nadie se acuerda que no dormiría si pactaba con Iglesias. Nadie se acuerda de que no pactaría con los independentistas. Por supuesto, con los terroristas, imposible. Ningún medio saca a relucir tanta patraña, tanta mentira de un presidente del Gobierno. No. Ahora parece ser que un hermano de Ayuso está implicado en asuntos turbios de compra de mascarillas. Saltó la bomba. Vamos por Ayuso. La Fiscalía del Estado, el Tribunal Europeo, vamos a machacar a Ayuso que nos estorba. Por desgracia, también los suyos le hicieron la guerra. Son niñatos que no pueden estar en política. Hay que machacarlos para que el pueblo se dé cuenta que la derecha son unos enreda bailes, unos pringaos que luchan por un plato de lentejas. ¿Por qué no sale a relucir la compra de material sanitario en la época del Ministro Illa que se adjudicó a una empresa que no tenía actividad? No se sabe nada de cuatrocientos millones de euros. Se esfumaron. Nadie habla de ello

La izquierda es organización de masas. Domina la calle. Domina a los obreros. Domina los medios. Domina la justicia. La derecha es un conjunto de personas, de profesionales, en general que, en un momento determinado, se dedican a hacer política sin ser políticos. Bueno, está cambiando ya que también hay mucho pringao en este bando.

Se ha demostrado que la socialdemocracia liberal y la derecha han sacado a Europa de la ruina y a España de la hecatombe. Está demostrado que los gobiernos de derechas han solucionado los problemas económicos cuando tuvo poder. Cuando un país va viento en popa y estamos alegres, como se suele decir, viene alguien y lo jode.

Se ha demostrado en Europa que el progreso económico no ha sido obra de las izquierdas ni de las extremas izquierdas. En Alemania, en los países nórdicos los más desarrollados del mundo, el progreso vino con gobiernos liberales, socialdemocracias liberales, conservadores o demócrata cristianos. No se conoce un país en Europa que haya progresado con las izquierdas. La Suecia del año 1968 puso las bases Olot Palme y Olot Palme era una socialdemócrata que aplicó un sistema liberal a la economía y Suecia pasó a ser unos de los países más desarrollados del mundo. La Alemania de la posguerra no salió de sus cenizas por un gobierno de izquierdas, fue el demócrata cristiano Konrad Adenauer quien obró el milagro alemán.

No obstante, hay que decir que, en hacer política populista, la derecha es torpe. No sabe vender el producto. La izquierda, en estrategia, es experta. Es hábil. Monta muy bien el tenderete y vende.

Las habilidades de la izquierda y las torpezas de la derecha
Comentarios