domingo 13/6/21

Imposición del español

Últimamente, en las declaraciones de los independentistas y de los nacionalistas, está apareciendo una información con el título ‘Imposición del español’. Quieren decir que, en su autonomía, España quiere prohibir la lengua cooficial para que hable todo el mundo el español. Lo que encuentro raro es que llamen español y no castellano a la lengua que hablamos todos los españoles y unos 600 millones de personas en todo el mundo; una lengua que es la oficial en 23 países del mundo.

En España hay varias regiones que han conseguido que su idioma regional sea considerado como lengua cooficial en su autonomía. Ahora lo que quieren es que el idioma español desaparezca de su autonomía y se hable únicamente el suyo propio. En algunas regiones, por ejemplo en Cataluña, el odio al español ha llegado a límites increíbles hasta el punto de no poder encontrar nada escrito en español en lugares oficiales y, peor todavía, multar por rotular en español en las tiendas particulares.

Es bien conocido que en el sudeste de Francia se habla catalán y en el sudoeste se habla vascuence y, sin embargo, ninguno de esos dos idiomas son lenguas cooficiales en Francia. También es conocido que en tiempos de Mitterrand, que gobernó como presidente de Francia de 1981 a 1995, vascos y catalanes presionaron al presidente galo para que declarara como cooficiales sus lenguas. La respuesta del Sr. Mitterrand fue clara y tajante: Francia tiene una lengua oficial para todos los franceses: el francés.

En tiempos de Mitterrand, de 1981 a 1995, vascos y catalanes le presionaron para que declarara como cooficiales sus lenguas. La respuesta fue clara: Francia tiene una lengua oficial para todos: el francés

Durante varios años entré en repetidas ocasiones en Francia a través del País Vasco y también por Cataluña. No recuerdo haber visto jamás un solo cartel en las carreteras ni en las autopistas escrito en vascuence ni en catalán. Sin embargo, cuando sales de Madrid en dirección a Galicia por la A-6 te encuentras la dirección ‘A Coruña’, en gallego. Lo mismo sucede en otras partes. En la provincia de León, cuando circulas por la N-120 con dirección a Astorga te encuentras con el cartel ‘A Coruña’ y en la provincia de Zamora te encuentras con el cartel ‘Ourense’.

En Cataluña es aún peor, es imposible encontrar un cartel escrito en español. Según la Real Academia Española de la Lengua, en español no existen las palabras Ourense, A Coruña, Girona, Lleida, etc y sin embargo lo que existen son los nombres de las ciudades catalanas escritas en español. Esto da a entender que en algunas regiones españolas no existe el español, como si el español no fuera la lengua oficial de España. Esto ocurre solamente en España, esto no ocurre en Francia, Alemania ni en ningún otro país europeo

En la década de los años 60 del siglo pasado viví varios años en Alemania, concretamente en Hamburgo. Era entonces la mayor ciudad de la República Federal de Alemania, aunque la capital estaba en Bonn desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945 y hasta la reunificación de 1990. En aquellos años Berlín estaba dividido en cuatro partes pertenecientes a las potencias ganadoras de la Guerra Mundial: Rusia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia. Por eso, en esa época Hamburgo era la mayor ciudad de la República Federal de Alemania y estaba considerada como uno de los tres puertos más importantes del mundo. Allí se hablaba un dialecto llamado platt y, a pesar de la importancia de la ciudad, dicho dialecto no era cooficial, el idioma oficial de Hamburgo y de toda la República Federal era el alemán. En los años que viví allí no vi nunca una televisión que transmitiera ni un solo programa en platt. No pude encontrar ni un solo diario escrito en platt, no pude ver ni un solo cartel en los escaparates de las tiendas en platt, no vi un solo cartel en las carreteras y autopistas un solo cartel escrito en platt y, lo que es más importante, no oí jamás queja alguna de los hamburgueses de que el platt no fuera lengua cooficial en Hamburgo.

Los hamburgueses, como todos los alemanes, se sienten alemanes en primer lugar, luego hamburgueses. Todo esto da a entender que los políticos mienten al decir que el Gobierno de España quiere imponer el español en toda la nación. Ocurre lo contrario, lo que pretenden los políticos es que desaparezca el español de España en beneficio de los idiomas cooficiales. ¿Qué significa que en Madrid en la A-6 ponga A Coruña? Lo mismo pasa en las provincias de León y de Zamora. El español es la única lengua oficial de España, el resto de lenguas son cooficiales en sus respectivas autonomías. El gallego no es lengua oficial en España, es cooficial en Galicia, lo mismo sucede con el resto de las lenguas regionales.

Si en esas provincias figuran carteles en gallego dan a entender que el gallego es una lengua oficial en toda España, lo mismo sucede con otros idiomas autonómicos. No estoy en contra de los idiomas cooficiales, al contrario, un país debe conservar su cultura y un idioma es cultura, pero debe conservarlo en su justa medida. Lo que están haciendo los políticos en España con el español es lo contrario de lo que dicen, atacando e insultando al español, llamándole el idioma de las bestias, tratando de eliminarlo, que desaparezca e imponer los idiomas cooficiales. Lo más lógico sería que en las regiones donde tengan lengua cooficial los carteles debieran ser bilingües porque, por ejemplo, en Cataluña no todo el mundo habla catalán. Por lo que yo he visto, la única región que pone los carteles bilingües es el País Vasco.

No he visto nada parecido en Europa. Sólo en Suiza y Bélgica hay carteles bilingües, pero hay que decir que tienen más de un idioma oficial en dichos países. Por lo visto, países como Francia o Alemania no son democráticos, sólo España es democrática.

Imposición del español
Comentarios