martes. 05.07.2022

Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la capital leonesa es por primera vez en su historia una ciudad cincuentona, pues ya supera los 50 años la edad media de sus vecinos. Según el mismo INE, Salamanca y Zamora son las siguientes dos capitales con la población más envejecida de toda España. Este record negativo se ha conseguido en tan sólo cuarenta años, desde la creación de la autonomía de Castilla y León. Esta autonomía no tiene nada de democrática, es una autonomía completamente anticonstitucional pues es contraria al artículo nº 2, que dice que las regiones tienen derecho a tener su propia autonomía.

No creo que exista en España un solo político culto que dude que León es una de las regiones españolas, y de las más históricas. Tampoco creo que exista un solo político que no sepa que la autonomía de Castilla y León se creó por interesados motivos políticos para favorecer a una parte de Castilla, llamada Valladolid.

Las estadísticas que lo demuestran son muy claras. Hace 40 años la provincia de León era la provincia con la renta per cápita más alta de toda Castilla y León, hoy es la más baja de las nueve provincias. La provincia leonesa ha perdido más de 100.000 habitantes, las provincias de Zamora y Salamanca son las siguientes en pérdida de población de las nueve provincias de la Comunidad. Y siguen perdiendo población año tras año. Todas las provincias de la Comunidad han perdido población excepto la provincia de Valladolid que ha ganado más de 60.000 habitantes.

Otro dato publicado hace algún tiempo: la provincia de León aporta el 20% de los ingresos de la autonomía, pero revierte solamente el 8% por lo que el 12% sirve para enriquecer a otros. León es la provincia que más población ha perdido entre todas las españolas y también la que más se ha empobrecido. La pérdida de población es la causa de que hoy nacen más niños leoneses fuera de la provincia de León que dentro, lo que demuestra que la mayoría de los que emigran son jóvenes en busca de trabajo en otros lugares.

En el año 1978 la provincia de León tenía 225.000 afiliados a la seguridad social y hoy tiene 156.500. Hace algún tiempo este Diario de León publicaba el siguiente dato: en las elecciones generales últimas en 1.047 pueblos de la provincia los ciudadanos no pudieron votar en sus pueblos porque no había urnas, teniendo que desplazarse a otras localidades para poder votar y ello fue debido a la falta de población. Se hace necesaria una pregunta: ¿cuántos de esos 1.047 existirán dentro de solamente 20 años? Es evidente que serán contados los que existan si es que queda alguno habitado.

Leyendo a los historiadores y periodistas actuales nos damos cuenta de que el Reino de León ha desaparecido de la Historia en beneficio de Castilla. Se olvidan o quieren olvidarse de que el Reino de León se componía de Asturias, Galicia y la actual región leonesa y, a partir del año 1230, de Extremadura.

Hoy León no es más que el oeste de Castilla. Y dentro de otros 40 años la región leonesa sólo será un desierto pues la mayor parte de sus pueblos habrán desaparecido. Estos datos demuestran el vergonzoso abandono que está teniendo la región leonesa por parte del Gobierno autonómico y del Gobierno central de España. Tal como están hechas las autonomías no es el gobierno del pueblo y para el pueblo. Están hechas por los políticos y para los políticos

Personalmente he hablado en los últimos años con varios cientos de leoneses, y no he encontrado un solo ciudadano favorable a la permanencia de la provincia de León ni tampoco de la región leonesa en una autonomía con Castilla, sencillamente porque los leoneses ni somos ni nos sentimos castellanos. Si la provincia de León y la región leonesa están unidas a Castilla en una autonomía es porque les interesaba y les sigue interesando a los políticos. Con ello, los políticos han conseguido un acto antidemocrático y anticonstitucional, saltándose a la torera el artículo nº 2 de la Constitución española.

Si hoy se celebrase un referéndum para que la provincia de León tenga su propia autonomía sin Castilla el número de votos favorables sería abrumador; sería una vergüenza para los políticos creadores de la actual autonomía de Castilla y León

Si el de León fue el Reino español con la Historia más gloriosa de España fue debido, sin duda alguna, al buen hacer de los propios leoneses. Si queremos recuperar nuestro pasado histórico tenemos que actuar los habitantes de la región leonesa de la misma manera. Sabemos que no tenemos más que contados políticos dispuestos a luchar por León, pero hay alguno a quien debemos imitar, por ejemplo al actual alcalde José Antonio Diez, quien ha tenido la valentía de decir recientemente que León está tan abandonado por los Gobiernos central y autonómico que no podemos estar peor.

El pueblo leonés debe manifestarse con valentía, de forma masiva, mostrando indignación, dando a entender que quiere ser respetado y recibir su propia autonomía como el resto de las regiones españolas. Luego exigir a las tres diputaciones que cumplan con el artículo 143º de la Constitución española, convocando un referéndum en las tres provincias, pidiendo la autonomía.

En el caso de que las provincias de Salamanca y Zamora no lo aprueben, sería la provincia de León la que obtendría la autonomía en solitario. En muy poco tiempo la provincia leonesa recuperaría gran parte de su historia y de su prestigio, de eso no tengo la menor duda.

León es cincuentón
Comentarios