sábado. 03.12.2022

Resulta evidente que, por desgracia, en esta vida no puedes comprar felicidad, pero sí que puedes comprar libros que te lleven a paladear la magia de la buena literatura. Y eso es casi lo mismo. El próximo jueves día 28, a las 20 horas y en el entrañable salón de presentaciones de la Biblioteca Regional, llega a León una escritora con tan excelentes credenciales como Lucrecia Zappi (1972), periodista bonaerense y mujer cosmopolita que ha vivido, entre otros destinos, en Méjico D.F., Amsterdam y Brasil. Afincada desde hace una década en Nueva York, donde cursó una maestría en Escritura Creativa dirigida por E.L. Doctorow, fue el mítico autor quien tuteló de alguna manera Jaguar negro, publicada por primera vez en portugués y presentada ahora en nuestra capital, gracias a la joven y emergente editorial La Huerta Grande. El viejo lujo de la imaginación desplegará por tanto sus seductores encantos, demostrando una vez más que la cultura cambia vidas y hasta es capaz de construir nuevas mentalidades.

Entretejiendo un auténtico festín verbal, Zappi narra en su extraordinaria novela el viaje que emprende Beatriz, una muchacha de 19 años y alumna de botánica en la Universidad de Sao Paulo, en busca de su padre, del que apenas conoce el nombre. Durante meses ha fraguado este recorrido iniciático en persecución de sus orígenes, que la llevará por el inclemente altiplano de Bahía, un espacio fascinante en el que se hunden sus raíces.

En definitiva, un periplo por el Brasil más profundo, con lugares que ni siquiera aparecen en los mapas, enriquecido por todo un mosaico de sensaciones, experiencias y reflexiones. A lo largo de las páginas de Jaguar negro el lector acompañará a Beatriz por puentes a cruzar, terrenos devastados por el fuego y cavernas de donde quizá surja el temible felino. Una apuesta firme y solvente por la literatura de calidad, tal como ha señalado unánimemente la crítica nacional. Será un privilegio recibir en León a Lucrecia para hablarnos de su obra, poderoso esfuerzo de creación respaldado por todos los halagos del éxito.

Lucrecia Zappi
Comentarios