miércoles. 08.02.2023

Los maquinistas y el accidente del Talgo Aroma a elecciones Nuevas Generaciones apoya a Manuel Martínez

Los profesionales de la conducción de trenes, los maquinistas, hemos observado con preocupación e indignación lo publicado en su diario el pasado día 9 de enero respecto a la interrupción del viaje de dos trenes Talgo en el trayecto entre Murcia y Cartagena. Introducen el artículo referido señalando, textualmente, que «El conductor de un tren de mercancías creyó detectar una irregularidad en la línea Murcia-Cartagena», añadiendo posteriormente, como gran titular del mismo, que «Dos Talgo interrumpen sus viajes en Murcia por miedo a nuevos sabotajes». Según se señala en el artículo de referencia, un portavoz de Renfe confirmó que «se ha registrado una avería técnica a consecuencia de la cual se han visto afectados dos trenes de Grandes Líneas». Nos parece muy grave que de la notificación oficial del portavoz de Renfe señalando la existencia de una avería técnica se extraiga la consecuencia de que los maquinistas detienen los trenes por miedo, que existe psicosis entre este colectivo profesional y que los maquinistas realizan falsos avisos por tales circunstancias, términos, todos ellos, empleados en el artículo antes mencionado. No obstante, entendemos que les pueden haber inducido a error las lamentables declaraciones del consejero de Obras Públicas de la Comunidad Autónoma de Murcia, Joaquín Bascuñana, que, según el artículo, señaló que «se ha revisado el tramo... y se ha comprobado que no había nada extraño y se ha reiniciado el servicio». En opinión del titular murciano de Obras Públicas, todo ha respondido a la responsabilidad del conductor. Respecto a esas declaraciones, hay que establecer varias puntualizaciones y aclaraciones: - Es cierto que hubo un aviso por parte de un maquinista de que había detectado algo anómalo y que se revisó el tramo con motivo del citado aviso. - Es absolutamente falso que no hubiera nada extraño en el mismo, salvo que este señor considere normal la rotura de un carril, anomalía que fue detectada en la mencionada inspección. - Es cierto que todo ha respondido a la responsabilidad del conductor. Efectivamente, el maquinista es el máximo responsable del tren y si, según su criterio, debido a la mencionada rotura del carril, consideró que la vía no ofrecía las necesarias garantías de seguridad para la circulación del tren, procedió de la forma correcta deteniendo el tren, en espera de la oportuna reparación o de la comprobación de la vía por los expertos correspondientes en la materia. Creemos que este señor, en lugar de hacer juicios de valor sobre cuestiones que desconoce, debería aplicarse con mayor dedicación a las tareas que le corresponden, como, por ejemplo, suprimir el paso a nivel de Lorca, donde ha tenido lugar un nuevo accidente. Por otro lado, esperamos que, en el futuro, contrasten convenientemente las informaciones con personas u organizaciones expertas en la materia antes de generar dudas sobre el comportamiento de un colectivo que, diariamente, efectúa su trabajo con la máxima profesionalidad, como se desprende de datos como la baja accidentabilidad y el elevado índice de regularidad de los trenes. Santiago Pino Jiménez (Asesor de Información y Prensa de S.E.M.A.F.) Julia González Pérez ha llamado al Teléfono del Lector para exponer lo siguiente: «Me dirijo al señor Amilivia, alcalde de León. ¿Sabe usted cómo me huele su última Tribuna? No crea que es a chapapote, es olor a las próximas elecciones; por eso usted últimamente escribe cartas de amor a los leoneses. ¿Usted cree que, según está León, algún ciudadano se cree lo de la última Tribuna? Yo se lo digo porque descalifica siempre a la oposición diciendo que esa fue la herencia para León: ni un kilómetro de autovía y ni un metro de suelo industrial. Usted mira a las elecciones, pero ¿a quién quiere engañar si toda la vida León ha estado gobernado por el PP?. Si ustedes son los únicos culpables de que León no tenga nada, ni industrias ni autopistas ni buenas carreteras. ¿Qué pasa con la agricultura y la ganadería, con las minas, con el comercio y las cuatro «t» que debieron traerle de cabeza? Primero, trabajo; segundo, techo; tercero, telefonía móvil; y cuarta, tren. En cuanto al trabajo, lo poco que había lo han llevado todo para Valladolid. La juventud aquí no tiene futuro ni puede comprar su vivienda. Más: ¿cuántas ilegalidades consintió su equipo de gobierno con la telefonía móvil que no han respetado ni tan siquiera el principio de precaución del cual habla la Constitución? ¿Por qué no habla en la Tribuna del chapapote que tiene en el Ayuntamiento con los millones de euros que se deben? Eso es lo que tiene que decir a los ciudadanos para que libremente le voten a usted o a quien ellos crean, pero sin descalificar a los demás. Y si usted me necesita para volver a colocar las baldosas de Ordoño llámeme porque estoy en paro». La Secretaría de Prensa de Nuevas Generaciones del PP de León expresa su disconformidad sobre las informaciones referidas a esta organización y vinculadas con el proceso preelectoral. «Hasta el día de hoy, Nuevas Generaciones no ha escrito ningún comunicado oficial, ni ha hecho ninguna declaración, a través de la cual se puedan extraer conclusiones acerca de su postura sobre la composición de las futuras listas electorales. En el café-coloquio celebrado recientementre con el alcalde, lo único que se trató relativo al proceso electoral fue el apoyo total a la futura lista, así como la unión de los jóvenes del PP con la decisión de renovación de Mario Amilivia. Respecto a la inclusión del independiente Manuel Martínez, consideramos que es una decisión acertada ya que supone una apuesta por la veteranía en el mundo del deporte y a la vez por la juventud de un atleta consagrado internacionalmente. Nuevas Generaciones tiene la convicción de que los jóvenes que trabajan en el PP aportando sus ideas e impulso por unos ideales políticos, como ha ido sucediendo en los últimos años, han pasado a formar parte de las estructuras del partido y cargos de representación institucional. Los ejemplos no pueden estar más claros: tanto el propio alcalde de León, Mario Amilivia, como el presidente del partido, José María López Benito, y otros muchos, han salido del seno de Nuevas Generaciones».

Los maquinistas y el accidente del Talgo Aroma a elecciones Nuevas Generaciones...
Comentarios