viernes. 27.01.2023

El PP de Ponferrada puso ayer el acento sobre la sensación de dejadez que transmiten los viejos contenedores de basura soterrados en la plaza de la Encina. Sobre ellos están situados los normales, que son los que están en uso. El conflicto se reproduce en otras ciudades, como por ejemplo en León. Hubo un momento en el que se apostó por la ubicación de este tipo de recipientes para la recogida de los residuos sólidos en diferentes lugares. Pero cuando se abandonó esta opción —bastante costosa y laboriosa por la obra de excavación que incluían— quedaron convertidos —en algunos casos— en auténticas trampas para los viandantes sin que se terminen de solventar estos ‘cráteres’ de una moda que ya pasó.

La moda también llega a la basura
Comentarios