sábado 27/11/21

Me pueden tachar de pesado por ser repetitivo en denunciar la cantidad de «proyectos inacabados» en nuestra ciudad de León. Muchos de ellos ya pertenecen al pasado. Me refiero a los restos patrimoniales y culturales en constante deterioro por su nula o «fata» (desacertada, falta de razón) conservación; de edificios a rehabilitar y en olvido; de otros ya rematados y olvidados; de estructuras viales en «vía» de remate… Cada vez que hago un recorrido por nuestra ciudad me siento «avergonzado» de vivir en una ciudad sucia y abandonada, donde nuestros representantes sean estos del partido que sean nos siguen «tomando literalmente el pelo» y nos engañar con «espurias» apariciones en las que prometen (sin prometer), que es lo que habitualmente más se hace en nuestro sistema político. Ya no te cuento si la CC AA es Castilla y León. Y más en concreto si es en León. En nuestra ciudad siguen en el más absoluto de los limbos más de 20 proyectos y reproyectos de los que a veces, muy a veces «alguien» aparece, nos lo recuerda y nos «anuncia» que se retomará. Eso sí «en cuanto se pueda».

Si observamos en cambio importantes e irrelevantes derroches de dinero por nuestras instituciones, sobre todo municipales en las que se gastan por ejemplo, cerca de 500.000 euros para «pintar» la calle más importante de la ciudad. Aún, con la oposición de prácticamente toda la ciudad; de los grupos políticos; de sectores de la economía leonesa y de la ciudadanía entre los que me encuentro. Gastos que podrían haber sido destinados («si sobraban» tanto como si no), al arreglo de la iluminación de algún barrio, o para la construcción de una guardería, o para dotar de alguna necesidad a marginados de nuestra ciudad, por poner algunos ejemplos. Fíjese señor Diez y disponga ya, de la limpieza de vegetación, malas hierbas, excrementos de palomas o grajos, de papeles, restos de cagadas de perros, bancos donde no nos podemos sentar sin salir «no limpios» de la aventura etc. Nuestros emblemáticos paseos de la Condesa y Papalaguinda, son auténticos basureros de toda la porquería imaginable y sin imaginar.

Me «sonroja» pasear por nuestra ciudad, después de haberlo hecho por cualquiera de nuestro entorno y en algunas ver hasta qué extremo se dan cuenta que además del patrimonio, la cultura y la urbanización, existe la higiene y limpieza de la ciudad como actividad importante o incluso más. León no está «limpio» señor alcalde. ¿Será esta una razón del poco predicamento que tiene nuestra ciudad?

En nuestra ciudad siguen en el más absoluto de los limbos más de 20 proyectos y ‘reproyectos’ de los que a veces, muy a veces, «alguien» aparece, nos lo recuerda y nos «anuncia» que se retomará. Eso sí, «en cuanto se pueda»

Pero veamos y reproduzcamos la alta lista de «proyectos» que siguen siendo «proyectos» y que tienen todas las posibilidades de seguir siendo «proyectos». Y esto cuando el señor alcalde ya «nos anuncia» su candidatura en las próximas elecciones. Lo va a tener muy difícil. Tiene muy poco tiempo para sacar del limbo aunque solo sea algún proyecto de los que hago referencia. El 1º no se lo culpo a Ud. Lo entenderá.

1.- Iglesia paleocristiana de Marialba de la Ribera: «sigue» en el olvido, aunque se hable de su ya definitivo nuevo proyecto que finalizara en junio de 2022. Hoy está como estaba hace seis meses, solo se mueve la vegetación que lo circunda. Imposible alcanzar esta «proyecto». Lo he dicho, escrito y reclamo su finalización y puesta en valor de verdad. Nada.

2.- Indignante, vergonzoso, hablar de la Ciudad del Mayor es el peor dardo que alguien que tenga un mínimo de capacidad crítica nos pueda lanzar. Finalizada, provista de mobiliario y hasta con algunos empleados para «nada». Después de 14 años, ni Zapatero, ni Rajoy, ni Sánchez ni los inútiles mandatarios de la Junta de CyL, han logrado ponerla en marcha. Sus exteriores luchan contra la maleza como pueden…

3.- Teatro Emperador. De repente y como pasa cíclicamente cada vez que por algo sale a cuento, alguien tiene la feliz idea de que es el momento. Dicen que el Inaem. No lo va a ser, ni creo que lo sea. El Emperador tiene «carcoma» se está muriendo por dentro, es insalvable, salvo que mucho dinero se ponga por delante para su reparación integral y esto me parece una utopía. Solo conserva fachada. Otra vergüenza para nuestros turistas, ¿cómo explicarles que lleva 15 años cerrado? El Teatro Emperador lo han querido reconvertir en no sé cuántas cosas. ¿Pero acaso no se dan cuenta que la mejor conversión, o reconversión, es en lo que es?: Un teatro. Mismo comentario al Trianón.

4.- Muralla, calle Era del Moro y Molino de Sidrón, los incluyo a los tres en un mismo proyecto, pues van ligados. Estamos acostumbrados a ver nuestra muralla, mugrienta, llena de vegetación, que no son capaces de eliminar entre «limpia y limpia». Maltratada por rehabilitaciones «sangrantes», modernistas. Alguien se ha dado cuenta del «cubo» ahora «cuadrado» de Conde Rebolledo? Y de los bancos que allí han colocado?, y del estado en ruina de la calle adyacente? Y de la línea de plomada que tiene la esquina de dicho cubo (al norte)?... Aún persisten y para largo los adosados de la calle de los Cubos, los múltiples dueños que tiene dicha muralla, casi todos en manos de la Iglesia católica (Obispado, Clarisas; Teresianas…) y de algún particular, por cierto no pocos. Tengo impaciencia por poder contemplar la calle de Era del Moro como peatonal, sin tendejones o construcciones adosadas. De ver como rehabilitan el Molino de Sidrón y de si llegara a ser centro de referencia cultural y de empleo o emprendimiento. Lo dudo. La misma que tengo por ver desaparecida la manzana que dé lugar a la ya famosa Ronda interior y a la peatonalización de Calles Carreras y los Cubos y la Ronda interior.

5.- San Marcos. Ya lo han liquidado, no sabemos cómo pues no es fácil acceder a él o al menos a lo que te apetecería ver. La segunda fase va a ser para largo y esto… si lo es. La placa colocada para memoria de los republicanos que allí sufrieron no «llena» ni siquiera a quienes no conocen la historia, pues la verdad, la auténtica verdad no se cuenta…

6.- El Palacio de Congresos, convertido en «vacunódromo» y casi nada más. Del mal el peor, como creo vamos a tener covid para rato, cada año nos servirá para ese efecto.

7.- El abandono de la calle la Rúa, del paseo de Condesa, del paseo de la Facultad, de cualquier calle de León es total; los parques para niños hay que vigilarlos antes de tocarlos, ya se imaginan por qué; la continua erosión y agresiones a la Casa Lorenzana que «no pasa» inadvertida para algunos…

8.- El tren de Feve. Que si Adif, que si el Ayuntamiento, el caso es que la zona por la que debe pasar hasta salir de León es un continuo desastre y cada día por ese «paseo» algo desaparece o se rompe o está sucio… Suena para largo y al final a nada…

9.- El proyecto de Torneros es como un «fantasma» o como el Guadiana que aparece y desaparece pero que no es tangible. Este año se ¿adjudico? el proyecto de urbanización, pero no avanza, o sea que nada… Dicen que la Grulleros-Torneros está cada vez más cerca. Yo la veo cada vez más lejos. La Junta y el Gobierno tiene otras «prioridades» como es habitual. Pucela, es Pucela y León pues no es casi nada… Olvídense de la «Plataforma logística de Torneros». Ojalá me equivoque.

10.- La plaza del Grano, puede estar «más limpia», pero no más «guapa» y ha perdido su esencia. Esto los leoneses no lo perdonaremos. El verdín no volverá. Si, las malas hierbas. Su reconstrucción ha sido letal. Estos días repleta de mesas, sillas, terrazas que ahogan a la propia plaza. Sin lugar para observarla… No da aspecto de «naturalidad».

Podría seguir y no parar pero la página no da para más. Con esta decena por hoy quiero trasladar a los ciudadanos de León, como estamos. Para muchos no será novedad, pero tal vez despierte los recelos de los otros y veamos, porque no estamos a la altura de Zamora, de Salamanca, de Palencia y por descontado de Valladolid. Los ciudadanos tendremos nuestro momento. Ya se postula nuestro alcalde para ser reelegido. Ostias…

Nuestro patrimonio maltratado y olvidado
Comentarios