domingo 11/4/21

Orgullosos de nuestra autonomía

Cuando un barco está en peligro de hundimiento, el capitán del barco ordena el lanzamiento de bengalas para que los barcos que pasen por sus alrededores acudan en su ayuda y evitar el hundimiento. Que la región leonesa se está hundiendo no lo duda ninguna persona sensata por lo que se hace necesario lanzar bengalas para que ilumine la crítica situación, para que los políticos cumplan con su responsabilidad de encontrar soluciones.

Los actuales gobernantes no se quieren dar cuenta de la situación de hundimiento. Basten unos pocos datos para demostrarlo. La provincia de León ocupaba el puesto 25 en renta per cápita en 1983 y hoy está en el penúltimo puesto, sólo superada por Lugo. León ha perdido desde entonces 125.000 habitantes, es la provincia española que más población ha perdido en cifras absolutas, y sigue perdiendo personas año tras año.

El Instituto Nacional de Estadística, el INE, ha calculado que en 2035 León tendrá 60.000 habitantes menos. La provincia tenía 225.000 afiliados a la Seguridad Social en 1978, hoy tiene 158.000, ha perdido 67.000 afiliados, una tercera parte aproximadamente. Zamora, si exceptuamos la capital, ha perdido desde 1983 la mitad de su población provincial, unos 80.000 habitantes, es decir, la mitad de la población rural, la mayor pérdida en porcentaje de todas las provincias de España.

Los políticos que nos gobiernan no solamente no quieren admitir que la región leonesa se está hundiendo y por eso no lanzan las bengalas para tomar las medidas necesarias para evitar el hundimiento de la región leonesa, sino que además nos toman por idiotas

El gobierno autonómico de Castilla y León lleva algún tiempo con una campaña publicitaria diciendo «estamos orgullosos de nuestra Autonomía». Los políticos que nos gobiernan no solamente no quieren admitir que la región leonesa se está hundiendo y por eso no lanzan las bengalas para tomar las medidas necesarias para evitar el hundimiento de la región leonesa, sino que además nos toman por idiotas a los leoneses. Según ellos, los leoneses tenemos que estar orgullosos de estar mucho más empobrecidos y vernos obligados a hacer la maleta y emigrar a otras partes para poder vivir. Me gustaría que esos gobernantes respondieran a estas preguntas: ¿Cómo se explica que Valladolid sea la única provincia de la Comunidad que ha aumentado su población desde la creación de la autonomía de Castilla y León? ¿Cómo se explica que sea la única provincia de la Comunidad que no tiene un solo pantano y, a pesar de tener una extensión similar a la mitad de la provincia de León, sea la provincia de la Comunidad que tiene más hectáreas de regadío, más que León que está entre las tres provincias españolas que más agua de regadío tiene? ¿De dónde sale el agua para regar Valladolid?

Tengo muy pocas esperanzas de que las cosas puedan mejorar, es evidente que hay demasiados intereses políticos, no históricos, de que las cosas sigan como están. La mayoría de los políticos alegan que el Reino de León se integró en Castilla en 1230. En ese año el Reino de León se componía de las actuales regiones de Asturias, Galicia y León. Los políticos interesados en que esto siga igual dan a entender que fue la actual región leonesa la que se integró en Castilla porque a ver quién es el que se atreve a decir a los asturianos y a los gallegos que son castellanos.

Hace poco el alcalde de Valladolid pidió que las nuevas industrias que se instalen en la Comunidad se instalen en Valladolid. Es cierto que hay personas y organizaciones que sí están dispuestos a lanzar bengalas en beneficio de León. Ya pasan de 40 los ayuntamientos de la provincia de León, incluido el de la capital, que han votado en un pleno la creación de la autonomía de la región leonesa separada de Castilla. Incluso el partido Vox, que ha dejado muy claro que desea que las autonomías, tal como han sido creadas, desaparezcan, opina que mientras existan, pide que la Región leonesa tenga su propia autonomía.

No atiende sino a la megalomanía de quienes se sirven para sus ambiciones políticas y sus delirios personales

El partido político UPL ha sido siempre un luchador por la autonomía leonesa. Incluso hay personas individuales que han pedido claramente la autonomía leonesa. Entre ellos, es de destacar al Sr. Alcalde de León, D. José Antonio Díez, quien pidió públicamente que León tenga su propia autonomía separada de Castilla, es decir, pidió que la región leonesa tenga los mismos derechos que las demás regiones españolas. La que le cayó fue gorda: le llamaron nacionalista e independentista al estilo de vascos y catalanes.

Desgraciadamente todo esto ha sido muy poco para lograr que se reconozca los derechos históricos de la región leonesa para conseguir tener Autonomía propia separada de Castilla, hacen falta más personas como José Antonio Diez para que se implante la justicia y la democracia en España y se reconozcan los derechos históricos de la región leonesa, unos derechos que ninguna otra región española supera.

Los datos citados anteriormente sobre la provincia de Valladolid aclaran las razones políticas de la creación anticonstitucional de las autonomías de las provincias castellanas de Logroño y Santander y la no menos anticonstitucional de la llamada autonomía de Castilla y León, que debiera llamarse autonomía de Valladolid, pues Castilla sólo está una parte y León sólo está el nombre no la región y, además los políticos nos piden que leoneses y castellanos tenemos que estar orgullosos de esa autonomía.

Orgullosos de nuestra autonomía
Comentarios