domingo 29/11/20

PGE: una carrera hacia el éxito con objetivo leonés

Una vez le escuché decir a Pepa Bueno que le gustaba mucho leer poesía. La periodista decía que le resultaba de gran ayuda en el periodismo, ya que en los versos todo aparece muy condensado y esto le ayudaba a ser precisa en los titulares. Pues bien, creo que, salvando las distancias, en la política ocurre lo mismo. Debemos de buscar la manera de ser directos, contundentes, resolutivos. Si es con el menor número de palabras, mejor, para que el mensaje llegue sin interferencias a la población a la que representamos. La poesía, entendida como manifestación artística de un objetivo, podemos compararla a un sentimiento de país dentro del mundo de la política. Un motivo que puede resultar capaz de aunar posturas, de alcanzar y sumar metas. Y, en este sentido, los políticos preparamos nuestros discursos con el fin último de expresar una idea estudiada y consensuada con nuestro partido; un bien común en el que empeñamos toda nuestra gracia, convencidos de que su aceptación será lo mejor que pueda pasar para aportar un grano de arena más al estado de bienestar.

Me gustaría dedicarme más a este género literario, no lo niego, porque León es una tierra de grandes e ilustres poetisas y poetas. Estos días, reflexionando acerca de los PGE para el próximo año 2021, lo he hecho. He leído a los más conocidos, y también a noveles, con debilidad hacia nuestros paisanos. He querido realizar un estudio profundo desde todos los puntos de vista posibles. Con un poco de distancia, para ser lo más objetivo posible, y siendo crítico en cada uno de los puntos en los que un leonés o una leonesa podrían presentar más exigencia. Y así, he encontrado el sentido de la poesía del que Pepa Bueno hablaba en aquella entrevista, hace ya tiempo.

Y aunque me empeño siempre en ser contundente en mi discurso, después de estas reflexiones creo poder serlo de forma más categórica: los PGE son una carrera hacia el éxito, con objetivo leonés. Considero que son unas cuentas transparentes y claras, en las que se necesita un punto de mira más transparente y claro todavía.

El Gobierno de Sánchez ha impulsado con estos presupuestos los principales ejes tractores del futuro de la provincia leonesa: la logística, la transición justa, la tecnología y el sector agroalimentario. De manera más gráfica aún, podemos sostener que León es la sexta provincia en la que más se invierte en el conjunto de España con inversiones reales en el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Sin olvidar que estamos sufriendo un momento de incertidumbre, el más duro de nuestra historia democrática, el Gobierno central ha diseñado unas cuentas que harán frente a la situación, y que lograrán que León avance sin dejar a nadie atrás. Y es, que, no solo ofrecen una subida de más del 43% en relación a las últimas, con más de 233 millones de euros dedicados a la provincia, sino que el Ejecutivo la propone como centro de comunicaciones del eje noroeste.

Sigamos en la línea de titulares definitivos: la provincia leonesa se verá muy beneficiada en las partidas más significativas, entre las que destacan las infraestructuras ferroviarias, los regadíos, la Ciuden, el Incibe, la red de carreteras, la transición ecológica y el ramal del polígono de Villadangos. En este punto, no puedo evitar subrayar una de las grandes líneas de actuación para los próximos años, que sin duda convierte al Instituto Nacional de Seguridad como la gran apuesta del Gobierno en la Agenda Digital, con más de 250 millones de euros destinados al Incibe gracias al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Sin duda, la innovación tiene que ser una de las puntas de lanza del desarrollo de nuestra provincia porque eso nos permitirá apostar por un proyecto de futuro basado en un modelo de empleo estable y con recorrido también a largo plazo.

Todos estas hechos encumbran a nuestra provincia y auguran un futuro prometedor. Están avaladas con informes, con datos, con millones de euros que repercutirán de forma directa en la calidad de vida de las leonesas y de los leoneses. Podemos destacar la inversión en la Ciuden, con 11,7 millones de euros, el impulso a la transición ecológica con 10,7 millones de euros y al ramal ferroviario del Polígono de Villadangos con una transferencia de capital de 7 millones de euros; o la inyección de 143 millones de euros en infraestructuras ferroviarias, centradas en el Corredor Atlántico, la Alta Velocidad, la Variante de Pajares y Feve. En cuanto a la red de carreteras, los PGE 2021 contemplan 19,7 millones de euros para mantenimiento, actuaciones en la A-76, la A-60 y la Ronda Este de León, entre otras; y los regadíos recibirán 37,5 millones de euros para su modernización y transformación.

Interactuando con todos aquellos que me estáis leyendo, muchas gracias de antemano. Escucho voces preocupadas por Torneros, por la segunda fase del Parador de San Marcos y me alegra poder tranquilizar todas las inquietudes generadas al respecto: nuestro Parador Nacional de Turismo y la Plataforma Logística Intermodal van por otras vías, pero muy bien encauzadas. El presupuesto para la redacción de la segunda fase de San Marcos está incluido en el presupuesto propio de Paradores y Torneros aparece en la Sociedad Estatal de Suelo (Sepes). Seguirán adelante, como estaba previsto. Así que solo nos queda alegrarnos de que desde el Congreso se haya dado vía libre a la tramitación de estos presupuestos de país, que tan generosamente señalan a los leoneses y a las leonesas. Pronto todos y todas podremos celebrar esta decisión, la de un Gobierno fuerte, con grandes apoyos en el Parlamento y que se preocupa por lo realmente importante: las personas.

En relación con esto último, quiero destacar el papel que jugará León en el proyecto de país por el que trabaja el PSOE. Después de todo lo que he expuesto, es evidente que este gobierno está comprometido con la redistribución y la justicia social, que son los dos principios clave para luchar contra la despoblación que sufrimos en nuestra tierra. Como político, luchar por el futuro de León es la forma más noble que encuentro para combatir la desigualdad.

Pero hoy quiero quedarme más cerca del estilo con el que comenzaba esta columna, con mi propio ‘verso’ de los PGE. Con una interpretación, analizada y basada en cantidades, en algunas de las más generosas del conjunto español, y en los números, que nunca fallan.

Como reflexión final quiero finalizar con mi ‘leit motiv’ que, a riesgo de resultar insistente, no ha cambiado. No creo que nunca vaya a hacerlo, y seguro que ya me lo habrán escuchado en muchas ocasiones, porque cuanto más lo repito, mejor me suena, más convencido estoy: Cuando el PSOE gobierna, a León le va bien.

PGE: una carrera hacia el éxito con objetivo leonés
Comentarios