jueves 26/11/20

¿Una provincia más o una región más?

En unas recientes declaraciones el presidente de la Diputación de León, Sr. Morán demandaba de la Junta que a León se le tratase «como una provincia más de esta Comunidad». Lo curioso es que además esa demanda la hacía como reivindicación. Es decir en el fondo estaba diciendo que se recibía por parte de la Junta un trato inferior al que podía corresponder a otras provincias.

Tal vez habría que poner al Sr. Morán frente a un escudo de España. Ya ve, en ese escudo tan sólo aparecen referencias a cuatro grandes territorios a saber: Aragón, León, Navarra y Castilla. De alguna forma se entiende que el resto queda englobado en alguna de ellas. En ese escudo León «no es una provincia más de España, ni tampoco de esta Comunidad». Parece mentira que esto haya que recordárselo a alguien que ocupa la presidencia de la Diputación de León.

No deja de sorprender que mientras en una resolución aprobada por el grupo socialista del Ayuntamiento de Valladolid en 2019 textualmente se afirma «es erróneo, de partida, el hablar de Castilla y León como una única región». A usted hay que recordarle que esta Comunidad está compuesta por ¡dos regiones! y que una de ellas es la Región Leonesa. Ya ve hasta desde los socialistas de Valladolid le dan lecciones de leonesismo.

Claro que también en ese mismo acuerdo se decía que: «El Ayuntamiento de Valladolid insta a la Junta de Castilla y León a modificar algunos aspectos que viene aplicando desde los inicios de la Comunidad y que no han servido para superar localismos ni provincianismo ni para fabricar sentimiento de pertenencia a la Comunidad…».

Con ese discurso los partidos políticos con representación en ese Ayuntamiento demandaban la capitalidad de la actual autonomía para Valladolid. Esta declaración supone un reconocimiento de varias cosas. Por un lado no hay sentimiento de pertenencia a esta Comunidad. Por otro, que como no hay resulta que «hay que fabricarlo» claro con dinero público y para eso se crea la Fundación Villalar. Finalmente se admite que el dinero que se ha empleado para fabricar ese sentimiento no ha conseguido su objetivo, vamos que se ha tirado el dinero.

Los leoneses dan muestras en cuanto tienen oportunidad que si existe la identidad leonesa. Aquí no se ha utilizado dinero público para fabricar ese sentimiento de pertenencia. Más bien al contrario se tiene que luchar contra los que promueven que no exista (como se reconoce en esa declaración).

Es un hecho reiterado que en muchas publicaciones y en diferentes medios de comunicación se incluye a León como una parte de Castilla. Así son muchas las veces que oímos hablar del tiempo en «las dos Castillas», de la referencia a nuestra catedral como «castellana» o en las confrontaciones deportivas se identifica a los equipos leoneses como «castellanos». Las referencias podrían ser muchísimas. Entendemos que este tema adquiere especial gravedad cuando ese tipo de mensaje se incluye en los libros de texto que se enseñan en nuestras escuelas y colegios. Ante todo ello cabría preguntar ¿La Diputación que usted preside qué dice? ¿La Diputación que hace?

Más allá de cualquier legítimo planteamiento político creemos que hay cosas que deberían ser comunes al conjunto de la sociedad leonesa. Así entendemos que no debería ser algo privativo de los leonesistas la defensa de nuestra identidad como leoneses y que no se nos asimile como castellanos. Es algo tan simple como la defensa de la rigurosidad en los mensajes.

Demandamos de nuestras instituciones y en particular de la Diputación una actitud mucho más activa en la defensa de nuestra identidad. Debe hacer visible a los diferentes medios de comunicación que León no es Castilla. En ese sentido se firmó el Acuerdo por la Identidad Leonesa en la que por el partido socialista estaba la firma de José Luis Rodríguez Zapatero. Le pediríamos que simplemente respeten ese Acuerdo y lo hagan de forma activa.

En nuestra opinión la Diputación y sus órganos de gobierno muestran una insensibilidad importante ante esas agresiones continuadas a la identidad leonesa e incluso a la propia territorialidad (cuando se atribuyen poblaciones o parajes leoneses como asturianos o como gallegos) ¿Cuántas veces oímos hablar de la Garganta del Cares como asturiana o de los Ancares como comarca exclusivamente gallega?

Desde la presunción de que los objetivos son compartidos, demandamos el que se establezcan los mecanismos necesarios para alcanzarlos. Que ante la denuncia individual de una determinada agresión se facilite un cauce para hacer llegar esa demanda a Diputación y canalizar a través del mismo la protesta con el peso de que de la misma es respaldada por esa institución y no por una persona individual. ¿Podría hacerlo su gabinete de prensa?

Sería importante que el presidente de la Diputación de León tuviese claro los conceptos. León es una Región y no cabe reducir el concepto de León simplemente a «lo que no es El Bierzo. Diría que es lo mínimo que se le puede pedir.

¿Una provincia más o una región más?
Comentarios