sábado. 28.01.2023

Toca el corno inglés quien dirige la batida y manda que salgan todos del monte para que griten las escopetas... es lo que quieren exigirle al gobierno los federativos de la caza: cerrar los montes públicos a excursionistas, senderistas, ciclistas o aficionados a la micología cuando se lleven a cabo cacerías allí. Es para evitar accidentes, alegan (y «el monte es mío», dice la boca pequeña).

Los federativos de la seta o de la bici campera replican que también el monte es de todos y que no ven modo de que excursionistas, ciclistas o seteros lleguen a enterarse de las cacerías y eludan así sus campeos rutinarios.

Lo resumen fácil: «Al campo no se le pueden poner puertas»... ¿pero sí candado al andariego o perdigonada?... y al que se meta en zona de montería, multa al canto (el ministerio de Cañete lo contempla para más adelante).

Hala, toca otra vez el corno, míster.

¡Bala va!...

El campo ya no es lo que era... y el monte, menos... ni el de Venus te dejan escalar al aire libre, ni el orégano se puede coger sin que te aticen boleta.

Lo cierto es que en España se registran al año unos sesenta accidentes de caza entre graves y mortales (hay mucho gatillo nerviosito), pero son siempre cartuchazos entre los propios cazadores, rara vez a terceros, aunque hace pocos años en los montes bercianos de Tedejo un mastuerzo con artillería ansiosa mató a un barcelonés que andaba al rebusco de castañas.

Si lo que busca la nueva medida es dar seguridad a la caza, a quienes deberían prohibir entonces la entrada en las monterías es a los propios cazadores, ya que entre ellos se atizan mayormente el escopetazo ciego y esa muerte estúpida que sucede porque cazar puede hacerse aquí sin tener especial experiencia, sin destreza en armas, sin puta idea de la fauna, sin control de alcoholemia, sin sujetarse ganas, sin duelo... al menos, el tonto del Froilán sólo le pegó el tiro a su propio pie... en fin, habrá líos... ¿y habrá que anunciar en el boletín cada montería para que lugareños y demás despejen el campo de maniobras?, porque en esto los pueblos del campo de tiro del Teleno tienen su escocida experiencia... y juran.

Puertas al campo
Comentarios