domingo. 29.01.2023

Hace escasos días, y con motivo de la cercanía del día de la Constitución, el alcalde de la ciudad de León, José Antonio Diez, realizó unas declaraciones reclamando la conversión de la provincia en comunidad autónoma, que él consideraba iría acorde a la Constitución, y aludía al artículo 2 para justificar esa petición.

Sin embargo, cabe recordar que es la Región Leonesa en su conjunto la que tiene derecho a ser comunidad autónoma en base al artículo 2 de la Constitución, pues este reconoce el derecho a la autonomía de las regiones españolas, pero no de las provincias que las forman de manera separada. Por ello, siendo estrictos con dicho artículo, la provincia de León no podría separarse del resto de la Región Leonesa para ser comunidad autónoma, como tampoco podrían hacerlo Salamanca o Zamora.

Por otro lado, si nos vamos hasta el artículo 143 de la Constitución, este reconoce el derecho a ser comunidad de las «provincias con entidad regional histórica», pero esto no sería sino una alusión a aquellas regiones históricas cuyo ámbito no sobrepasaba el de una provincia, caso de Asturias, de Navarra o de Baleares. Quedarían por ello fuera de este caso las provincias de Salamanca, Zamora y León de forma separada, dado que nunca tuvieron entidad regional propia, sino que formaban parte de una región más amplia.

De este modo, la única vía para romper la Región Leonesa en base a la Constitución sería solicitándolo las Cortes Generales por «motivos de interés nacional», pero no en base al artículo 2 que mencionaba Diez, sino por esa potestad recogida para las Cortes en el artículo 144, que se usó para crear, por ejemplo, la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, es evidente que en la Transición hubo casos en los que se dio una segregación de provincias de sus regiones, a pesar de que esto no iría acorde al artículo 2 de la Constitución, si bien dichos pasos se ejecutaron por no haberse interpuesto recursos de inconstitucionalidad ante lo que sería una vulneración de los artículos 2 y 143 de la Constitución.

Para ello, precisamente, PSOE y UCD firmaron los Pactos Autonómicos en 1981, para crear un mapa de comunidades que pudiese diferir en algunos territorios del mapa regional, acordando implícitamente no denunciar las afrentas que pudiesen hacerse a los artículos 2 y 143 de la Constitución.

Entre dichos atropellos estaría el caso de Castilla y León, que no tenía derecho a ser comunidad autónoma, porque no era oficialmente una región. Y es que el derecho a la autonomía asistiría a la Región Leonesa y a Castilla la Vieja por separado, pero no juntas. Sin embargo, Castilla y León se creó de facto porque no se presentó ningún recurso de inconstitucionalidad que recurriese a su incompatibilidad con el artículo 2. Así, en el caso de León se recurrió a una chapuza de recurso que se ceñía a intentar invalidar la votación en la Diputación, pero sin apuntar al hecho de que según dicho artículo de la Constitución no podía haber una comunidad conjunta de Castilla y León.

En definitiva, la Región Leonesa se ha visto y sigue viendo sometida a la violación de sus derechos constitucionales, y a ello siguen jugando los grandes partidos, con sectores que por un lado buscan invisibilizar esta región histórica y negar su derecho a la autonomía, surgiendo también voces que plantean dinamitar la Región Leonesa y, con ello, su legítima y constitucional reivindicación de ser comunidad autónoma.

No obstante, el tiempo pondrá cada cosa en su lugar y la Región Leonesa, tardará más o menos, pero hará efectivo su derecho constitucional a la autonomía, algo que según apuntaba Electomanía en 2020, en una consulta contaría con la mayoría de votos que emitiesen salmantinos (56%), zamoranos (59%) y leoneses (81%).

Y es que, vista además la deriva económica que sufren León, Zamora y Salamanca en las últimas décadas, va siendo hora de que los grandes partidos se dejen de buscar excusas y cumplan con el derecho a la autonomía reconocido implícitamente a la Región Leonesa en el artículo 2 de la Constitución. Lo contrario sería, poco menos que escupir al segundo cuartel del escudo de España, a su historia y persistir en el hundimiento de todo el Oeste hispánico.

La Región Leonesa, sujeto constitucional con derecho a la autonomía
Comentarios