sábado 4/12/21

Hay que levantar la voz para que se oiga alto y claro que el derecho a la igualdad social debe prevalecer como principio básico para poder optar, con las mismas oportunidades, en el deseo de vivir en las mejores condiciones posibles de calidad. Sin embargo, hay una brecha aún muy profunda para muchas mujeres que han sido diagnosticadas de cáncer de mama, que ven agravada su situación de vulnerabilidad.

El 15% de ellas se encuentran en una situación extrema porque les llegó el triste veredicto cuando estaban en paro con salarios bajo mínimos en una situación de vulnerabilidad previa; el 34% han llegado a perder su trabajo, en muchos casos obligadas por la propia enfermedad, o han tenido que abandonarlo durante un periodo largo; y casi un 70% ha visto privada de su salario o sus ingresos. Los datos son fríos en las estadísticas y no muestran la cara de cada una de esas mujeres, pero señalan una realidad abstracta que duele si se asume como propia. Esa vulnerabilidad es aún mucho más patente cuando las cifras pregonan que el impacto económico medio que sufre una familia con una persona con cáncer de mama es de 41.820 euros, resultante de la suma de gastos directos por la enfermedad más la pérdida de ingresos, en una proporción aproximada de 1:4.

En 2020 se diagnosticaron un total de 34.088 nuevos casos de cáncer de mama en España y 388 en la provincia de León, siendo este tipo de tumor el más frecuente entre las mujeres, por delante del cáncer colorrectal, de útero, de pulmón y de ovario. Valor que supone aproximadamente el 30% de los cánceres diagnosticados en mujeres. El cáncer de mama es ya el tumor más diagnosticado del mundo, superando por primera vez al cáncer de pulmón.

La problemática que presentan las mujeres afectadas de cáncer de mama va más allá de su estado físico, viéndose afectadas otras áreas: emocionales, sociales, sexuales, vivenciales, etc.

La Asociación Contra el Cáncer está totalmente comprometida en la lucha contra esta enfermedad tan significativa en las mujeres, y pone a su disposición los servicios de atención psicológica y social.

La Junta Provincial de León viene desarrollando programas específicos de intervención, adaptándose al contexto actual de la pandemia, con el fin de delimitar o identificar la presencia de malestar psicológico en un colectivo especialmente vulnerable. Cuando ha sido posible se ha seguido implementando la atención a la mujer de forma presencial, pero también se ha recurrido a la modalidad de teleasistencia con atención telefónica o video consulta. Las intervenciones pretenden reducir la sensación de amenaza percibida, ayudar en la adaptación a la nueva situación sobrevenida, y potenciar los recursos para adquirir una mayor sensación de control.

En León se ofrecieron los servicios del área de trabajo social, materializados en la orientación laboral, ayudas económicas o préstamos de material protésico. Durante 2020 se atendió a 304 personas, de las cuales 134 fueron pacientes con cáncer de mama, que es el segundo tipo de cáncer con más incidencia entre las personas que acceden a este servicio. El recurso más solicitado fue la prótesis inicial de mama, de carácter gratuito, para pacientes mastectomizadas, que se utiliza durante las primeras semanas tras la intervención quirúrgica y de las que se han entregado 120. La segunda demanda más requerida es el préstamo de peluca y pañuelo para pacientes que pierden el cabello como consecuencia del tratamiento oncológico. El efecto de la pandemia y el condicionante del confinamiento domiciliario, y las posteriores restricciones sociales, limitaron en gran medida esta ayuda, pero tras la vuelta a la normalidad se ha notado un fuerte incremento, superando en más del doble las donaciones, con un volumen incluso más alto que en años anteriores.

El 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama y estamos obligados a recordar a todas las mujeres que padecen esa enfermedad y, en especial, aquellas que ven agravado su estado con escenarios de vulnerabilidad social.

Fe de erratas. En la página 17 de la edición del ayer, lunes 18 de octubre, de Diario de León, en el artículo titulado ‘Montañas de Riaño se lanza a apoyar a las emprendedoras’ se ha publicado por error la expresión: «Ahora queremos también asesinar a las mujeres que ya cuentan con una empresa» cuando la expresión correcta es: «Ahora queremos también asesorar a las mujeres que ya cuentan con una empresa». Disculpen las molestias.

Sacando pecho por las más vulnerables
Comentarios