miércoles. 29.06.2022

Salvad al soldado Ryan es una película dirigida por Steven Spielberg. Estamos en la Segunda Guerra Mundial. Tras el desembarco de los Aliados en Normandía, a un grupo de soldados americanos se le encomienda una peligrosa misión: poner a salvo al soldado James Ryan. Los hombres de la patrulla del capitán John Miller deben arriesgar sus vidas para encontrar a este soldado, cuyos tres hermanos han muerto en la guerra. Lo único que se sabe del soldado Ryan es que se lanzó con su escuadrón de paracaidistas detrás de las líneas enemigas. Al final se consiguió el objetivo. Toda la patrulla muere pero el soldado Ryan se salva.

En España, en 2019, estalló una guerra. Esta guerra solo tiene un objetivo: salvar al soldado Ryan, protagonizado por Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. Para alcanzar el poder dio un golpe de estado, legítimo dentro de la Constitución. Como en todas las guerras, hay que buscar aliados. El soldado Ryan, Sánchez, solicitó la ayuda de comunistas, independentistas y terroristas. Prestos, acudieron en su ayuda. Se les brindaba una oportunidad para satisfacer todas sus veleidades. Se les brindaba la oportunidad de ser recompensados con toda clase de privilegios. La verdad es que, en la primera batalla, el Ryan Sánchez, no tuvo ni víctimas ni heridos. No fue como en la película que arriesgaron sus vidas por salvar a un soldado y perecieron todos, menos Ryan. Aquí no pereció nadie. Todo lo contrario, no sufrieron rasguño alguno. Brindaron por el éxito de la batalla. Elegirlo presidente.

Una guerra se gana a base de batallas. Hay que ser buenos estrategas para dirigir las operaciones y, sobre todo, tener un buen ejército adiestrado y bien equipado. El Ryan Pedro, una vez, ganada la primera batalla, inicia la segunda contra el propio estado. Los aliados independentistas declaran la guerra en Cataluña contra la Constitución. Proclaman la república catalana. Los culpables van a la cárcel. Como son aliados de Ryan los indulta. Un grupo de revolucionarios, denominados CDR, algo así como una guerrilla pagada para cometer toda clase de desmanes: quema de mobiliario, destrozos de comercios, destrucción de mobiliario urbano, siembran el terror. El soldado Ryan no actúa. Son sus aliados. Los mismos aliados eliminan el castellano de las aulas. Atentan contra la Constitución. El soldado Ryan lo permite. Los otros aliados, los hijos de la ETA, reclaman las competencias en materias de cárceles. Sus aliados son prisioneros de guerra, por sus múltiples crímenes y están cumpliendo sus penas distribuidas por el territorio nacional. Exigen que se acerquen a las cárceles vascas para que sean tratados como héroes. Es la recompensa del soldado Ryan. Aún más, como son aliados, están pidiendo salir de las cárceles. No tiene sentido que, siendo aliado, sean prisioneros.

Al aliado nacionalista del País Vasco les da las competencias en Seguridad Social. Desmontan la caja única de la Seguridad Social. Se aprobó leyes perniciosas contra el conjunto de ciudadanos como la Ley de Educación, con un gran contenido ideológico con tintes comunistas. Impiden la libertad de enseñanza. Legislan a favor del independentismo, permitiéndoles todas las fechorías, eliminando el castellano de las aulas y no cumpliendo las resoluciones judiciales. Son aliados. Está en marcha un proyecto de ley para la interrupción del embarazo de las menores de dieciséis y diecisiete años, propuesta por la progresista podemita, avezada en múltiples batallas militares, gran estratega, feminista a ultranza, señora del exvicepresidente del Gobierno, ministra de Igualdad, por la gracia de señor feudal Turrión Iglesias, una tal Irene Montero. La Ley se aprobará. Tiene al soldado Ryan a su lado.

Otro aliado muy importante es la Fiscalía del Estado. No en vano puso al frente a una amiga, muy fiel, exministra Dolores Delgado, asesorada por el juez estrella, Garzón, su pareja, látigo de terroristas y látigo de las fechorías de la derecha. Por cierto, separado de la judicatura por sus maniobras poco éticas contra los que no son aliados del soldado Ryan.

Otros aliados muy importantes son los medios de comunicación. A muchos, los subvenciona con ingentes cantidades económicas. Periodistas y no periodistas, bien pagados, como ocurre en las guerras, están informando torticeramente de las batallas libradas por el sodado Ryan y lo bien que dispara. Ya dijo Pérez Reverte “Me fascina como mata Sánchez. Su frialdad de pistolero es implacable». Uno tras otro va cayendo a su alrededor mientras, se protege tras los cadáveres. Lo más grave será cuando ya no queden víctimas o instituciones que imponer. Entonces estaremos desnudos y a la intemperie. Y, en otro momento, Reverte dijo: los matará a todos, menos al rey, porque no lo necesita. Bueno, está merodeando la presa.

Ha ganado unas cuantas batallas engañando a todos los españoles. Es el mejor estratega. Tiene las mejores armas. La penúltima batalla también la ganó, entregando como botín, a la directora del CNI. Le dieron un ultimátum los aliados. Si no la cesas ya no vas a viajar más en el Falcón, Ya no te relajarás en la finca de Quintos de Mora, en Toledo. No disfrutarás del paraje de Doñana. o el de La Mareta, en el municipio de Teguise, residencias de la Familia Real Española. Se te acabó la gran vidorra.

Soldado Sánchez, los enemigos de la patria te elevarán al Generalato. El general Rommel era un gran estratega y ganó muchas batallas pero, la última, la ganó Montgomery. Hitler gano muchas batallas pero perdió la guerra. Napoleón tuvo un gran imperio y finalizó sus días, olvidado de los suyos, en la isla de Santa Elena. Sánchez, Presidente, por la gracia de los independentistas, comunistas y terroristas, creo que vas a perder la guerra porque los aliados que elegiste son muy peligrosos y los españoles se están dando cuenta que para salvar al soldado Ryan les cuesta, mucha sangre, mucho, sudor y muchas lágrimas. La economía se olvidó, se disparó la inflación, el gas, la electricidad. Por salvar al soldado Ryan, el estado se ha debilitado, la patria está en peligro, las instituciones están siendo atacadas, La lengua se desprecia.

Menciono de nuevo a Pérez Reverte “Lo más grave es cuando no queden instituciones o victimas que imponer. Lo único que quedarán son cadáveres. Mucho precio está costando al país por salvar al soldado Ryan,

Salvad al soldado Ryan
Comentarios