viernes. 02.12.2022

Yo trabajé en Caja España (Duerna, 2021) es el primero de varios libros que, dedicados a las cajas de ahorros y con títulos diferentes, se publicarán próximamente. En este primer libro se cuenta lo que fue nuestra experiencia profesional durante los años en los que trabajamos en Caja España. Se relatan acontecimientos y se exponen las aportaciones efectuadas en donde tuvimos la fortuna y el honor de desarrollar nuestra actividad laboral.

Al título del libro le acompañan dos subtítulos. Con el primero, ‘de la ilusión a la decepción’, se pretende dejar constancia de que afrontamos los comienzos con una gran ilusión, mientras que, por el contrario, nuestra salida de la empresa estuvo acompañada de una enorme decepción. No obstante, durante más de treinta años de trabajo en Caja España, hubo ocasiones —digamos que bastantes— en las que la ilusión hizo presencia en nuestra persona, de la misma forma que vivimos otras muchas circunstancias que fueron motivo de decepción. De ellas, de unas y de otras, se habla en el libro.

El segundo subtítulo, ‘ser uno mismo, aunque moleste’, tiene mucho que ver con nuestra trayectoria profesional y, en especial, con nuestra manera de ser. Desde joven, ser uno mismo se convirtió en un estilo de vida. Procuramos que nadie nos marcara el camino, lo que a veces —muchas veces— resultaba molesto. Con riesgo a equivocarnos, tomamos ciertas decisiones comprometidas, aunque siempre lo hicimos consultando a familiares cercanos para que nos ayudaran a valorar pros y contras. María Jesús nunca fue ajena a ellas.

Arranca el texto con unas palabras de agradecimiento a varias personas. Sigue con una presentación en la que se exponen diversos datos acerca de nuestros orígenes, a través de breves reseñas sobre los abuelos, padres y hermanos, incluyendo algunas notas sobre uno mismo.

Continúa el relato con circunstancias del entorno social y cultural en el que nos hemos desenvuelto, resaltando los primeros años vividos en Mucientes, los estudios de bachillerato en el Seminario de Valladolid, la carrera de Psicología en Salamanca y la experiencia militar en Granada. Con una corta introducción se cierra el inicio del libro.

La obra se estructura en dos partes. La primera, ‘de la ilusión…’, comprende el capítulo primero dedicado a la Caja de Ahorros Provincial de Valladolid, primera etapa de nuestra experiencia laboral a la que denominamos ‘iniciación’; el capítulo segundo asignado a la Caja de Ahorros Popular de Valladolid, segunda etapa que recibe el nombre de ‘progresión’; y los cuatro primeros epígrafes del tercer capítulo relativo a Caja España, que se corresponden con la tercera etapa que es identificada con la palabra ‘evolución’.

Mientras que la segunda parte del libro, ‘…a la decepción’, contiene los epígrafes quinto y sexto del referido tercer capítulo, que coinciden con la cuarta etapa que llamamos ‘regresión’; el capítulo cuarto centrado en Caja España-Duero, que se corresponde con la quinta etapa conocida con el nombre de ‘confusión’; y el capítulo quinto dedicado al Banco de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (Banco CEISS), que coincide con la sexta etapa que denominamos ‘involución’, última etapa de nuestra trayectoria profesional.

Se completa el texto con seis reflexiones, diez conclusiones, ciento veintiséis anexos y un apartado dedicado a la bibliografía utilizada, la cual se distribuye en textos impresos de diferentes autores, fuentes institucionales, fuentes on line y otras fuentes como son los periódicos y revistas de papel.

Bajo el título Yo trabajé en Caja España, nos referimos a todas las entidades financieras señaladas anteriormente. Cada una de ellas fue una etapa de nuestra vida profesional, en las que sucedieron diferentes vicisitudes, favorables en algunos casos y adversas en otras ocasiones.

Unas y otras son las que se relatan en el libro con el fin de que compañeros, clientes, dirigentes, colegas, familiares, amigos, paisanos y vecinos, conozcan la realidad interna de lo que sucede en algunas empresas.

En el libro se dan a conocer una serie de recuerdos de índole profesional. No son unas memorias al uso. No se trata de una narración autobiográfica. Tampoco es el clásico diario en el que se transcribe el día a día. Es un relato de acontecimientos y aportaciones realizadas en el desempeño de los diferentes cargos ocupados. Hay quien lo ha calificado como ‘libro denuncia’; y es que muchas personas sufren diversidad de problemas en su actividad laboral diaria, los cuales suelen pasar desapercibidos en la mayoría de los casos, debido, sobre todo, a un miedo irracional a ser desvelados por los propios trabajadores que los padecen, al preferir, como mal menor, su ocultación y olvido por el transcurso del tiempo. Con la publicación de nuestra experiencia se pretende animar a quienes sean tratados de forma inadecuada en su trabajo diario, o sufran injusticias en la soledad más oscura y en un inaudible silencio por temor a represalias —sólo compartidas con los familiares más cercanos— que ni las oculten, ni se escondan, ni se acobarden en denunciarlas y hacerlas públicas. La denuncia ha de hacerse, a ser posible, con apoyo documental o testifical, y si fuese con ambos a la vez, mejor aún. Sin miramientos y al margen de quienes sean los causantes del atropello.

La verdad ha de imponerse al miedo para evitar, una vez silenciada, ser cómplice de la mentira.

Yo trabajé en Caja España
Comentarios