viernes 24/9/21

¿De verdad se merece lo que esta viviendo el rey emérito?

Seamos honestos con nosotros mismos. España como monarquía parlamentaria ha estado viviendo algo que, después del régimen anterior, fue un cambio grande para todos. Por mucho que ahora, al cabo del tiempo queramos, quizá sin ánimo de hacerlo, cambiar la historia. Lo que entonces vivimos, fue vivido y ya ha pasado. No nos empeñemos en cambiar las cosas a nuestra conveniencia según los tiempos o las conveniencias. La Historia es la Historia.

Uno de los personajes al que más se está zarandeando de un tiempo a esta parte, es sin duda el rey emérito Juan Carlos I. Cuando no es por un motivo es por otro. Pero siempre con una segunda ¿intención? como es zaherirle y debilitar su imagen. Todos sabemos o intuimos de donde vienen estas presiones pero ¿adónde nos lleva todo esto? ¿Qué extraña y enrevesada manipulación se esconde detrás de ese tipo de campañas dirigidas sobre una persona para, repito, debilitar su imagen, cuando no destrozarla? ¿Cuándo va a aprender el pueblo español, nuestras gentes, nosotros mismos, a valorar lo que tenemos bueno y a criticar sólo lo que nos es bueno para el país? ¿Tan difícil es eso?

Pienso a menudo que ser justo, emplear la justicia, no es tarea fácil pero si ni eso, ser justos, hacemos bien, nos queda muy poco para que el espíritu de cada uno esté intranquilo consigo mismo debido a que sus actos no van por el camino correcto.

Se ha cumplido el primer año desde que el rey emérito salió de España, sin fecha oficial u oficiosa de regreso, pero de inmediato,, la noticia saltó a todos los medios de comunicación como invitando a la gente que se pronuncie sobre si debe volver o no a su patria.

La frase tantas veces comentada de la enorme dificultad de impartir justicia justa, toma cuerpo al tratar la vuelta de este viaje del rey emérito, se vuelve protagonista en esta ocasión.

Está claro que no todo el mundo desea esa vuelta. ¿Pero todo el mundo ha deseado el acercamiento de los presos vascos a cárceles vascas? ¿Todo el mundo deseaba la pantomima de la proclamación de la república catalana? ¿Y cómo se ha solucionado esa vuelta, ese traslado de presos, y esa falsa proclamación? Tomando una decisión y llevándola a cabo. El caso es absolutamente diferente, claro, pero la toma de decisión, por los mismos viene a ser exactamente igual.

Cuesta muchísimo mantener y no desviar la trayectoria de la Historia de España. La Historia es la Historia y, por definición, es inamovible. Así ha sido desde el principio de los siglos. En nuestro país, no. Aquí un día sí, y otro también, nos inventamos lo que más nos conviene y ale, al BOE. Y si es verdad que el partidismo es conveniente para que uno de los dos no tenga tentaciones dictatoriales, es hora de que la oposición se muestre como tal y vaya respondiendo y solucionando en voz alta y de forma clara, a los cambios que se nos están viniendo encima. Vengo poniendo de manifiesto que la gente, el votante, se va cansando cada vez más y me temo que, esta vez la cosa va en serio. Se quieren soluciones, ya. El votante tiene memoria y una vez puede perdonar, la segunda ya no. Pero necesita oír, repito, alto y claro que sus líderes están dispuestos a no dejarse intimidar y a persuadir de lo bueno que pueden ofrecer.

La situación que se está viviendo con la vuelta o no del rey emérito a España es el mejor ejemplo de que la gente no quiere mojarse porque ya ni sabe dónde está nuestra Historia. Como consecuencia, no encuentra medios para defenderla. ¿Ha cometido errores ese español que coincide que era rey y no debía haberlo hecho? De acuerdo. ¿Y debe pagar todo la vida y que la Historia de España cambie?

¿No tuvo su affaire el presidente Kennedy con Marilyn?

¿Y Mitterrand en Francia?

¿Fueron tratados por sus compatriotas como nuestro rey emérito por lo suyos?

Nos falta respetar, aunque no siempre acatar, la Historia.

El que avisa no es traidor.

¿De verdad se merece lo que esta viviendo el rey emérito?
Comentarios