lunes. 04.07.2022

de paz

Como presidente del Iltre. Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Castilla y León, (León, Zamora, Salamanca, Valladolid, Palencia, Burgos y Soria) quiero contestar a los Servicios Públicos de Empleo, que achacaron a los «retrasos e incidencias de errores en las gestorías» los problemas a la hora de pagar los Ertes.

Desde que se publica el real decreto del estado de alarma, del pasado 14 de marzo, hasta el día de hoy, nunca se había legislado tanto y tan mal, pues en mis 35 años de ejercicio profesional, como gestor administrativo, abogado y graduado social, esto no había ocurrido. Todo ha sido un cúmulo de despropósitos que ha generado una escandalosa inseguridad jurídica e indefensión, tanto para mis compañeros, como para las pymes y los autónomos.

Los gestores administrativos desde el minuto uno, se han volcado con sus clientes, para tramitar los Ertes, los expedientes del Sepe, así como los avales del ICO (Covid-19).

El problema en España, no es el exceso de funcionarios, dejando a un lado la lacra del personal laboral, pues en la mayoría de las ocasiones se emplean en departamentos superfluos e ineficientes. Hay un mal reparto. Los gestores que nos dedicamos a la tramitación de todo lo relacionado con la gestión administrativa, tanto del estado como de las administraciones periféricas, observamos y constatamos que servicios públicos esenciales, necesitan más personal para funcionar de forma eficiente, como en este caso en el Sepe.

La realidad del atasco en el Sepe, entre otras razones, fueron las siguientes:

—Ineptitud de la Administración Estatal y Autonómica.

—Plataformas colapsadas de manera recurrente y continua.

—Cambios, cada dos por tres en los modelos de solicitud.

—No atención ni presencial, ni por teléfono.

—Problemas con su ventanilla electrónica.

—La página Red Sara, se colapsaba continuamente y sigue igual.

—Que los expedientes se agolpan, sin ser aprobados en plazo, por falta de medios materiales y personales.

Dicho lo cual, si hubo algún error, dado el ingente volumen de expedientes presentados por los gestores administrativos, el Sepe disponía de nuestro teléfono, nuestro correo electrónico, el correo de la empresa y, como no, del teléfono del trabajador, para haber intentado subsanar cualquier posible deficiencia, con rapidez y eficacia. Todo lo demás son lamentables excusas que no tienen recorrido, tratando de culpabilizar a otros, de su pésima labor, propagando falsas acusaciones.

Si hoy se están tramitando y resolviendo, favorablemente, algunos expedientes es porque los gestores administrativos, los hemos presentados, en un tiempo récord, a pesar de las dificultades, con todos los inconvenientes habidos y por haber y, prueba de ello, ha sido el reconocimiento por parte del Gobierno, a nuestra profesión, como actividad esencial.

En la gestión de los Ertes y de los Sepes, se acumulan retrasos escandalosos y, ello supone que alrededor de medio millón de trabajadores se encuentran sin cobrar nada desde el 15 de marzo y cerca de seiscientos mil autónomos, sin acceso a liquidez, para recibir la ayuda prometida por el excelente Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Los gestores administrativos estamos asumiendo labores que corresponden a la Administración. El Sepe ha derivado a nuestros despachos los trámites para solicitar la prestación de desempleo de los trabajadores en Erte.

El verdadero culpable del retraso al pagar los Ertes
Comentarios