jueves. 11.08.2022
HOY ESTARÁ Zapatero en el Bierzo. Desde su nombramiento como presidente del Gobierno estuvo en León en varias ocasiones, con sus ministros y con otros presidentes europeos; pero nunca se acercó al Bierzo, tierra que conoce bien desde su etapa como secretario provincial del PSOE. Aquí tiene viejos amigos y también algunos detractores con los que tuvo que lidiar duras peleas en otros tiempos. Pero todo eso no son sino pelillos en la mar ahora que, encumbrado, ha llegado a la cima. Todos esperan de él que el Bierzo reciba también algo más que palabras en sus proyectados dineros del plan Oeste; algunos alcaldes han ido a verle la pasada semana a Madrid, y me cuentan que vienen cargados con dinero para proyectos que la Junta les tenía paralizados. Puede ser paero los proyectos estrella los deja reservados para hoy. Su presencia en el Bierzo ha levantado suspicacias en la Junta, cuyo presidente, Vicente Herrera, no entendió muy bien que fuera recibido en León, donde el presidente del Gobierno presentó el sábado su proyecto para esa ciudad, Inteco, y no lo fuera en un polígono, el de Cubillos del Sil, que ha sido realizado con dinero de la Junta, a través de la empresa Gesturcal. Se ha solucionado el problema protocolario con el intercambio de varias misivas. Ambos querían hacerse la foto al lado de la central térmica. Probablemente Zapatero deseaba estar solo porque no viene a inaugurar el polígono del Bayo, ni a relanzarlo con su presencia, sino que el presidente viene a anunciar que el Ciemat tendrá su sede en ese polígono, a la sombra de Compostilla II, en un ayuntamiento socialista. No sé si esto será así pero así me lo contaron voces que me parecen fiables. Será una fiesta socialista. Hasta el alcalde de mi pueblo, como en los viejos tiempos, ha publicado un bando anunciando que los vecinos que deseen asistir al evento tendrán un autobús gratuito para su desplazamiento hasta Cubillos. En Ponferrada, cuyo alcalde también espera ser recibido por el presidente, no van a entender bien ese anuncio que parece un castigo a las críticas que el PP ha mantenido con respecto a dicho proyecto. Quizá Riesco vea cumplido su deseo y Zapatero se dé igualmente una vuelta por Ponferrada, visite la central térmica de la MSP y hable de la posibilidad de construir en ella el Museo de la Energía. No sé si esto será así pero si de verdad Zapatero visitara esa central y viera cómo en el corto espacio de cuatro o cinco años se ha ido dejando que este edificio, de un enorme interés industrial, se vaya poco a poco deteriorando, quizá haga algo por evitarlo. Por ejemplo negociar con su dueño, el empresario minero Victorino Alonso, para adquirir su propiedad. Algo de eso creo que han hablado a espaldas del ayuntamiento, que en este caso se lo tiene bien merecido por su dejadez e incuria en el asunto. No sé muy bien qué es el Ciemat, ni para qué sirve, pero sí sé lo que significaría conservar la vieja central térmica y crear en ella un Museo de la Energía. Ponferrada ha sido a lo largo del siglo XX, y aún lo sigue siendo en el XXI, la Ciudad de la Energía. Su historia contemporánea, su desarrollo como ciudad, está ligada a la producción de energía eléctrica, bien con centrales hidroeléctricas, como el viejo molino de Gómez y cía, la posterior central de la Higálica o las modernas instalaciones del salto de Bárcena; bien con las térmicas de la MSP, Compostilla I y Compostilla II. En esta ciudad nació en la posguerra la empresa Endesa y se asentaron algunas industrias justamente por su abundante energía eléctrica. Por desgracia, parte de ese pasado industrial, que ha constituido sus señas de identidad junto el castillo y la basílica de la Encina, está desapareciendo con una rapidez insólita. No estaría mal, al menos, conservar la vieja central de la MSP y convertirla en un museo. Estoy deseando oír a Zapatero que se interesará por este asunto y pondrá los medios para que este deseo mío y de muchos bercianos se haga realidad. Sería la mejor noticia de su presencia en el Bierzo.

Zapatero en el Bierzo
Comentarios