jueves 19/5/22

Navidad sin sentimientos

Llega Diciembre y con él la Navidad; momentos en familia, cenas con amigos, compras, regalos… Muchas veces me plateo que significa realmente esta época del año para mí, y lo tengo muy claro, para mí es hogar, donde se encuentran todas las personas y sentimientos importantes para mí. Sin embargo, lo primero que viene a mi cabeza cada 1 de Diciembre es: ¿y que les regalo este año? ¿contradictorio verdad?. “Que remedio, vivo en un mundo capitalista es lo que toca”, pienso. Ese sentimiento “navideño” con el que nos bombardean dejo de tener sentido hace mucho tiempo por culpa del sistema capitalista y de la sociedad. El sistema capitalista promueve el consumismo y rechaza a todos aquellos que no siguen su estela. Ante este bombardeo de "felicidad y consumismo", debemos ser conscientes de la hipocresía de este sistema, que utiliza la "felicidad" del consumismo barato para engañarnos. La navidad es sinónimo de valores positivos, de generosidad, celebraciones familiares y fantasías. Los regalos se han convertido en lo más importante y la única forma de expresar amor. Estamos educando a los niños y niñas en la idea de que la felicidad es material, olvidándonos de los sentimientos. Los niños están creciendo con unos valores: cada vez más exigentes, individualistas y materialistas. La avaricia es como el fuego, cuanto más leña, más arde.