miércoles 27/1/21

Escándalo

Expira otro año más, solo quedan horas para terminarlo, pero este viene marcado con la diferencia de los anteriores por el coronavirus y la nueva cepa del virus propagándose por España. Los políticos siguen en revuelo para no faltar al protocolo de final de año. Sin olvidar el discurso de Rey de España para el que cada cual tiene su opinión, pero cierto como dice la abuela: “Nunca lleve a gusto de todos” Y para que no falte la emoción hablemos de la gala de Noche Buena con Raphael. Esto de verdad, es todo un “Escándalo” …tenemos de todo y también remedios de la botica. Esperemos que nos funcione el de la vacuna para este famoso virus, tan macabro que no deja tregua, ni el último día del año.
Quedan horas, minutos, segundos…Pero te propongo hacer una pequeña recesión en el tiempo que nos queda. Dime: ¿Has aprendido algo de este 2020 que expira? ¿Has perdonado o has valorado lo que de verdad es importante frente a lo insignificante? ¿Aprendiste de los errores cometidos? ¿Has llorado por algo durante estos 365 días? ¿Tienes nuevos propósitos para el 2021? ¿Aprenderás a dar sin esperar nada a cambio? …Podría seguir, pero cada uno/a debe hacer su reflexión personal de lo logrado de este año que se va y lo que espera del que en breve hará su entrada triunfal.
En horas te verás sentado/a frente al televisor o viendo algún reloj para despedir el año, puede que hoy a tu lado haya huecos en esa mesa, que falten personas que amas por estar lejos: en el hospital, el trabajo, en la otra punta del planeta o tan lejos que solo te quedan sus recuerdos…puede que hoy sea un día de sentimientos encontrados. Pero en ese último gong de las campanadas encontraras la paz, la tranquilidad y fuerza para enfrentarte a este nuevo año con energía, valor, tesón…Todo está dentro de ti. Respira hondo, y enfréntate a esta nueva aventura que comienza con esa última campanada, dando la entrada al 2021.
Como colofón, en ese último gong, te deseo que vivas sin seguir un guion, sin la misma receta, quiero que seas tú mismo/a, con ese toque peculiar que te hace diferente. Solo te puedo decir: “Acompáñame en esta andanza como Sancho Panza a Don Quijote”.