jueves. 30.06.2022

Algunos hombres buenos

Hace pocos años cerró la puerta de su consulta para siempre don Magín Fernández Perandones y, recientemente, emprendieron la navegación por la laguna Estigia don Ciriaco Díez Álvarez y don Juan José del Riego. Los tres doctores mencionados dieron su vida por León y dieron vida a León. «Dieron su vida por León» porque emplearon muchas horas de trabajo en velar por la salud de los leoneses robando tiempo a su vida familiar y personal y también «dieron vida a León», ya que su excelente labor médica contribuyó a que la ciudad alcanzara un alto nivel sanitario. Fue un privilegio ser su paciente. A don Juan José del Riego no lo conocí, pero me consta que era buen médico y mejor persona. El doctor Gregorio Marañón afirmaba que «la lección fundamental en la vida era la prevalencia de la bondad sobre la inteligencia» y ellos poseían ambas cualidades.