jueves 19/5/22

Jóvenes, extremismo y violencia.

Sábado por la noche, jóvenes con idea de ir a pasarlo bien a una discoteca con amigos. Una chica llega, baila y disfruta, de repente un conocido le coje el brazo y le escupe en dos pulseras que lleva puestas. Una pulsera con los colores de la bandera republicana, y la otra, morada con una frase contra la violencia de género. El chico la insulta verbalmente, él con una bandera de España en su chaqueta. La chica queda paralizada, cuando ha paso todo y es consciente siente rabia e impotencia. El chico sigue la fiesta y ella destrozada en silencio. Después de tantos años, el extremismo ideológico tiene más fuerza, después de guerras, muertes y dolor, parece que la sociedad no ha pasado página ni ha aprendido de sus errores. ¿Dónde queda la tolerancia y el respeto?