domingo 28/2/21

"Hablemos de Gimnasia Rítmica", falso testimonio

Siento mucho que esté sucediendo todo esto, y me entristece enormemente tener que realizar este comunicado por alusiones hacia mi persona sobre un artículo escrito recientemente en este periódico local sin mi consentimiento.
Por este motivo, debo decir que jamás he hablado mal de mi etapa de gimnasta y esta vez no va a ser menos. Centrándome en la noticia publicada, he de decir que de mi boca no ha salido lo que ahí se detalla, nunca se me ha obligado a nada, y mucho menos a ir a trabajar, todo lo que he hecho ha sido por decisión propia. Y, respecto al accidente, me parece totalmente fuera de lugar hablar de ello tan gratuitamente con el fin de culpabilizar a un club como es el Club Ritmo, el mejor club de España, al que he pertenecido toda la vida. Los accidentes ocurren por hechos infortunados como fue mi caso, y, usar esa circunstancia dolorosa de mi vida removiendo todo lo que ello conlleva con falsas acusaciones y falsos testimonios, lo hace aún más doloroso. Además, nunca me he negado hablar con la prensa, por lo que no entiendo por qué en este caso no se me ha preguntado antes de publicar dicha noticia, pudiendo contrastar así una falsa información con la verdadera. Y voy a hacer especial hincapié en que era muy fácil localizarme.
Por último, creo de corazón, que lo más honesto e inteligente por parte de la persona responsable es disculparse ante esas graves acusaciones y retractarse, ya que puedo asegurar que siempre he tenido voz y personalidad suficiente para decidir si quería ir tanto a entrenar como a trabajar. Soy muy consciente de todo el sacrificio que conlleva cualquier deporte de élite, y sobre todo la gimnasia rítmica, por lo que agradecería que se tuviera un mínimo de respeto por este deporte y por las personas que me vieron crecer, aportándome y enseñándome tanto.

Atentamente,

Andrea Pozo Chamorro
Por JOSÉ MARÍA BABOT VIZCAÍNO,
23/02/2021 12:59 h.