jueves 26/5/22

El pórtico desnudo (o cualquier tiempo pasado fue mejor)

Me causa indignación y estupor el hecho de que el pórtico oeste de la Catedral leonesa (fachada principal) lleve ya muchos años semidesnudo, al haberse retirado todas las estatuas que lo adornaban, por su evidente deterioro. Paradójicamente, dichas estatuas fueron alojadas provisionalmente en el claustro, donde aún hoy se encuentran; en definitiva, HAN CAMBIADO UNA INTEMPERIE POR OTRA, por lo que cabe suponer que la degradación de las esculturas continuará a ritmo parecido. Se convocan "concursos de ideas" para restaurar y reintegrar las efigies a sus lugares originales, pero parece que no se avanza en este terreno, y todo queda en agua de borrajas. Yo creo que la solución es más bien sencilla: realizar copias para el pórtico y salvaguardar las originales en el museo o en otro lugar convenientemente protegido. Esto no es NADA NUEVO; se hizo ya hace casi 70 años (1954) con la Virgen Blanca que se encontraba en el parteluz del pórtico, sustituyendo la primigenia por una excelente copia del escultor Seoane, ¿por qué no se hace lo mismo, en pleno siglo XXI, con el resto de estatuaria? ¿Tan caro resulta? ¿Quién y cómo establece las prioridades para la aplicación de las finanzas en la conservación del primer templo de León?