domingo 28/2/21

Malas noticias

Deseamos transmitir nuestro frontal rechazo a la propuesta del sindicato UGT acerca de la plataforma logística en Medina del Campo, cuando la de Torneros lleva años estancada. Incide en la política de la Junta de Castilla y León, que con la colaboración de políticos como Óscar Puente propugna una centralización económica en Valladolid, tanto ciudad como provincia.
Asimismo, queremos mostrar nuestra decepción con la ministra Reyes Maroto celebrando a bombo y platillo el parque agroalimentario de Valladolid, que debería estar en la comarca del Bierzo, la cual es, junto a Laciana, una de las zonas más afectadas por la reconversión minera llevada a cabo por los gobiernos populares y socialistas, en complicidad con la Unión Europea.
La comunidad Autónoma de Castilla y León es un experimento fallido propiciado por el exministro franquista Martín Villa. El resultado es una comunidad mastodóntica, mal gestionada y desigual. Las tres provincias leonesas de León, Zamora y Salamanca, y Ávila, Segovia, Palencia y Soria en Castilla son la prueba de una comunidad fallida y una gestión que solo ha beneficiado a Burgos y Valladolid. El reciente informe de Funcas muestra la dura realidad a la que nos enfrentamos.
La solución reside en una separación de ambas regiones donde prime una descentralización institucional y una articulación territorial poniendo el acento en las diferentes comarcas que las compongan.
Por una unidad de los trabajadores y trabajadoras, lejos de los desequilibrios territoriales.
Por JOSÉ MARÍA BABOT VIZCAÍNO,
23/02/2021 12:59 h.