martes 29/9/20

El caciquismo debería estar enterrado

Llevo días harta de tanta ignorancia y de tanto insulto: los leoneses ni somos independentistas y ni mucho menos nada de todas esas burradas que están soltando desde hace ya un tiempo muchos españoles. A mi me enseñaron que cuando no se sabe sobre algo, pues me informo antes de poner la lengua a pacer (cómo decían muchos: para qué te metes Manolete). Desde luego lo que tengo claro es que el Estado español está formado por naciones, naciones que desde Castilla han querido matar identidades, lenguas y tradiciones, pues, oye, ¡¡mira!! No todo son lunares ni olés. Existen culturas muchas culturas y diferentes en este Estado, lo que se tiene que hacer es cuidarlas y respetarlas todas ellas. Eso es lo primero. Cuando formaron este engendro mal parido de Castilla y León, ¿a quién preguntaron? ¿Por qué no respetaron la Constitución? Y, ahora, por pedir lo que nos robaron, ¿somos los leoneses unos diablos?” Pues yo ya me cansé, están consiguiendo que la Constitución sea poco más que una revista de humor, ya que ni se respeta, ni se lleva a cabo en su cumplimiento. ¿Acaso los leoneses no tenemos derechos? Casi 40 años aguantando expolio histórico, económico y lo peor de todo manipulación por parte de una fundación, si esa fundación creada por la junta de CYL para inventar algo que jamás se va dar entre leoneses, una identidad ficticia que quieren hacernos tragar, pues va ser que nunca lo conseguirán. Cuando uno no tiene salida por no tener razón, se suele ir al insulto. Hay que pedir a los políticos leoneses que no cedan ante el chantaje que están sufriendo desde las cabezas de sus partidos, que lo primero es ser leoneses y velar por los intereses de esta nuestra tierra. Las épocas del caciquismo deberían estar enterradas, la libre expresión debería ser primordial, ya que uno no diferencia las derechas de las izquierdas. Están consiguiendo que los leoneses cada día queramos un poquito menos a este país y mira que nos consideramos españoles, pero tanto agravio consigue hacer mella.