martes 29/9/20

Hablando de sanidad en Castilla y León

Con frecuencia me llama la atención la forma que tienen los políticos del PP, de afrontar la solución de algunos problemas que se plantean en aquellas autonomías donde gobiernan, como es el caso de la sanidad entre otras, en Castilla y León. Tengo la impresión, aunque no sé por qué razón, que viven lastrados por el complejo a que puedan ser tildados de fachas por sus contrincantes de la izquierda. Ante tal supuesta amenaza, de forma cautelosa tienden a refugiarse en la prudencia y a que sus acciones queden limitadas al margen que permita cuadrar las cuentas. Después de los años que llevamos en democracia, parece y cada vez más, que el estado de satisfacción del PP lo tiene cubierto, actuando de partido escoba, tapando o subsanando los baches, qué en la economía nacional, va dejando el PSOE en sus periodos de gobernanza. No sé si para sacar brillo y dar asistencia sanitaria en la comarca de Sahagún, con unos mínimos imprescindibles y necesarios. El PP debe situarse, en la supuesta imprudencia del PSOE o hay otra forma de afrontar la falta de medios sanitarios; médicos de familia, auxiliares de enfermería y centros de salud. Lo que no es admisible, el abandono sistemático y las carencias a las que tienen sometida, a las gentes de las poblaciones aledañas a Sahagún. Leo en el Diario de León, la preocupación con la que están viviendo algunos de los alcaldes de los pueblos afectados y sobre todo, la impresión de impotencia que transmiten, ante unos responsables políticos de la sanidad, autonómicos y provinciales, que hacen oídos sordos a sus reclamaciones. Deduzco y a los hechos me remito, qué si las gentes de estas poblaciones de siempre se han sentido orilladas de las preocupaciones de los responsables políticos, en la situación sanitaria actual, se sientan más afectados y la estén viviendo con gran preocupación, ante la apatía de sus gestores.