sábado 28/5/22

El veneno es la dosis

Está sobradamente explicado por los expertos que lo que hace venenoso a un compuesto es la dosis que se ingiere del mismo. Algo parecido pasa con el dinero, en dosis razonables es absolutamente necesario para la vida de las personas. Ahora bien, en una dosis excesiva es un destructivo veneno para el que lo ingiere y además crea adicción, cuanto más se tiene más se ansía, pero sobre todo es una injusticia para aquellos, que por culpa de los anteriores, no pueden recibir las dosis mínimas que les permitan vivir dignamente. Últimamente entre testaferros, comisionistas, conseguidores, ,primos,, hermanos y demás calaña, mucha gente se pregunta ¿Cuándo surgirá un Hipócrates que establezca la dosis correcta de ese veneno para cada ciudadano, con el fin de tener una sociedad sana y no adicta ni intoxicada por el “poderoso caballero”?