viernes. 03.02.2023

Belarra y Montero: máquinas de fabricar odio contra los hombres

"Charo esta un poquito hasta el coño de hacerlo todo en la cena de Nochebuena" ¿Saben quien escribió ésto tan vulgar y chabacano? No fue una persona de los bajos fondos, fue Ione Belarra; a quien le pagamos todos nosotros el sueldo. Asómbrense, es ministra, que como Irene Montero no han dado palo al agua en su puñeteras vida y se permiten campañas así contra los hombres que sí saben lo que es ganarse la vida y pagar impuestos para ellas despilfarrarlos con campañas tan cargadas de odio sin límite contra los hombres. Estaba apoyando una campaña (otra más) contra los hombres. En ese anuncio aprovechan la Navidad para de nuevo rebajar e insultar a los hombres, tratandolos de vagos e inútiles. ¿Cómo sería la vida de estas mujeres (Belarra, Montero y su tropa) qué dirán sus padres, abuelos y hermanos al verlas ridiculizar a los hombres, como si fueran escoria? No es lo peor que han hecho, lograron antes colocarlos en plena desventaja ante la justicia, donde su palabra no tiene el mismo valor que el de la mujer. Algo que ni los jueces se atrevieron a desautorizar. La ley jamás debe basarse en la palabra de nadie sin pruebas, menos, tener que demostrar la inocencia cuando reciben una denuncia falsa. ¿Cuando es falsa si se acepta la denuncia como cierta si sale de boca de mujer? Que decir de la ley del "sí es sí" recalcar lo obvio es de idiotas, hacerlo ley, es tomar partido y poner al denunciado en desventaja cuando exista una sola posibilidad de mala intención. La ley no debe hacerse sobre verdades supuestas, las pruebas son la justicia de verdad. ¿Donde están los hombres tan acobardados todos ellos? ¿No tienen nada que decir, no ven como les tratan estas misándricas? ¿Qué infancia han tenido estas osadas? ¿Cómo se repetían los roles en sus familias? ¿Cómo eran sus padres para guardar ese odio enfermizo a lo masculino? Estos ministerios de Podemos liderados por Belarra e Irene Montero, son una máquina de fabricar odio contra los hombres, es mentira que quieran igualdad y defiendan a la mujer, solo están para (mientras sigamos consintiendolo) denigrar y colocacar al hombre contra las cuerdas. Creo que los hombres y la mayoría de mujeres debemos poner pie en pared de una vez por todas y parar a estas misándricas, que siguen señalando y tratandolos de basura desde instituciones pagadas por todos ¡Fuera, sobraís en esta sociedad!