jueves 22/4/21

Sin contemplaciones contra los irresponsables

Ya nos acostumbramos a ese parte siniestro diario de contagios y muertos. No es cuestión de confinamientos, si nos tienen que obligar a cumplir las normas de seguridad (cuando está en peligro nuestra vida y lo aún más cruel, poner en riesgo la vida de nuestros padres o abuelos) es para sentir vergüenza de haber nacido.

Ya vale de recomendaciones señores políticos, hay que exigir y ser contundentes contra todos los irresponsables e inconscientes. Fuertes multas, nos va en ello, no solo evitar miles de muertes, también tener en consideración el esfuerzo tremendo físico y mental de nuestros sanitarios, que decir de la ruina económica a todos los niveles.

¡Ya vale! Vale de contemplaciones. Vemos que, las terrazas se llenan, perfecto, pero con mascarilla, quien no, multas en condiciones. Vemos las calles repletas, también vigilantes del cumplimiento de las normas de seguridad. En los domicilios es imposible poner un policía en cada casa, es indignante que ustedes pongan en riesgo la vida de sus padres y abuelos: imbéciles.

Que decir de los saraos, fiestas y aglomeraciones de jóvenes, ahí tenemos que actuar sin consideración: se colapsa la sanidad, se dejan de atender otras patologías graves, los sanitarios desbordados física y mentalmente, empresas, autónomos, desempleados, trabajadores empobreciéndose... se muere la gente a cientos cada día y esos mierdas de jolgorio. Es que no tienen dignidad, ni educación, ni vergüenza.

Luego está lo que indigna a todos, se decreta el cierre perimetral entre comunidades y resulta que pueden venir de borracheras los franceses o de cualquier otro lugar sin siquiera obligarles a respetar las normas que nos obligamos a nosotros mismos. Creo que tenemos unos gobernantes cobardes y que nos tratan como idiotas, bueno, algunos lo son. Debieran decirnos la verdad, si es que las arcas del Estado están vacías y pretenden ir recargándolas con divisas, deben decirlo sin tapujos. De lo contrario es imposible tragarse tanta contradicción.

Estoy seguro que este virus está causando mucho más dolor y ruina por la inoperancia y la pachorra de nuestros políticos. Dejen de sestear, pónganse las pilas, no teman ser duros con los irresponsables, nos va en ello salvar muchas vidas.