lunes. 27.06.2022

Emérito

Traga sapos la Fiscalía, traga sapos la hacienda pública, traga sapos el gobierno, traga sapos la oposición, nosotros tragamos sapos... No es que no cometiera delitos, es que han prescrito, y otros dentro de ese anacronismo de inviolabilidad. Dicen que vendrá el día 21 a España, como si no pasara nada. Nadie le imputará, nadie le pedirá cuentas sobre los millones que tiene en paraísos fiscales, de donde provienen, de la regularización con hacienda de que manera. De cómo, mientras los españoles los pasaban canutas con la crisis, él regalaba 65 millones de euros a las queridas. Que un jefe del Estado haga todo esto, no hay justificación asumible para dejarlo pasar como si nada. ¿La justicia no es igual para todos? ¡Qué vergüenza de sociedad!