martes 29/9/20

Eutanasia y vida

Leí no hace mucho que los ancianos de Holanda se van a vivir a residencias de Francia y Alemania porque temen que su medico en vez de cuidarles ponga fin a su vida. En esos países que legalizaron la eutanasia cada año aumentan el numero de personas que mueren con ese uso o abuso.
Creo que es una ley necesaria, pero deben ser extremadamente cautos, despenalizarla en solo casos muy concretos, penalizar duro el uso indebido. No vaya a ser que, los médicos lleguen a convertirse en algo así como verdugos de su propio código deontológico. Donde además lleguemos a crear una especie de ciudadanos de primera clase (sanos, inteligentes…) y otros de segunda fila, que no merezcan ni gastar un solo euro en tratar de curarlos.
No sé, me temo que esa precipitación con la que este gobierno, dirigido por los de Podemos, quieren aprobar rápidamente esa ley, nos arrepentiremos dentro de pocos años de aceptarla, así como tan apuradamente.
Ustedes tal parece que apuestan por la muerte en vez de por la vida, ya les digo que es necesaria, pero extremadamente peligrosa. Resulta que tienen a miles de ancianos solos a su suerte, mueren en la mas absoluta soledad, viven con miedos, sin salud y sin unas instituciones que estén dispuestas a no consentir que ni un solo anciano que no desee estar solo, sufra de abandono institucional. Se necesitan residencias decentes, no como las actuales (que consiente) que son como cementerios vivientes, mal atendidos, donde los apilan por los pasillos meados y cagados esperando solo la muerte. Tendrán suerte con ustedes, con esta ley de eutanasia, todos se decidirán por ella.
No se trata de creencias, si los políticos que la llevan adelante con tanta prisa, tuvieran ellos que ser los verdugos de esas personas, quizás no correrían tanto. La aprobarán y celebrarán, para que nuestros profesionales, los que están para ayudarnos a vivir, se dediquen a lo contrario. Cuidado de no malinterpretar, he dicho y repito, es necesaria, pero solo en casos muy estudiados y muy extremos.
Creo que hace unos años, los médicos advertían del riesgo de esta Ley de eutanasia. No es para menos. Y menos, dejarla en manos de estos niñatos de Podemos, que se aprovechan de la debilidad de Pedro, para convencer a los del PSOE en ésta y otras contradictorias ofuscaciones llevados por su arrogante e inexperta juventud.
No pueden dejar cabos sueltos, donde luego esto se convierta en una especie de muerte a la carta.
Todos somos dueños de nuestra vida; nadie lo es su muerte, si para ello, necesita que le maten.