domingo 28/2/21

Terrorismo callejero, SIN GOBIERNO

No es posible tanta complacencia con estos energúmenos, confunden el derecho de manifestación y de expresión con terrorismo y el libertinaje.

Lo más grave de todo es la inoperancia de nuestro ministro del interior y de todo el gobierno, no se puede andar con contemplaciones con quien va dispuesto a romper, robar y quemar todo; con quien tira piedras a las fuerzas del orden, con quien destroza todo.

Estos inmaduros energúmenos son los mismos que educamos con leyes contemplativas donde no se les educa en disciplina y respeto, donde un cachete es delito y eso que hacen ellos es libertar de manifestación o de expresión ¡vieron cosa igual en boca de los de Podemos!

Pedro tiene que romper con estos carajillos ¡ya!, no pueden defender a un pazguato que hace apología a la violencia y al terrorismo, aún menos justificar a estos vándalos por varias ciudades que actúan con más fuerza por verse respaldados por un partido ¡asómbrense! Está en el gobierno. Las declaraciones de varios dirigentes de Podemos son para borrarlos de la vida pública, no pueden justificar de ninguna manera ese terrorismo callejero.

Pedro, tienes la oportunidad de sentarte con Casado (él no tiene muchas más salidas, se lo tragará Vox si no cambia de estrategia) sería bueno para él, bueno para ti y bueno para todos, un pacto (PSOE+PP) serio, responsable e ir eliminando carajillos de tu alrededor.

En la comunidad de Madrid están haciendo buena a la presidenta, lo tiene fácil la Ayuso con estos niñatos imberbes. tanto el partido de Podemos como el de Errejón, están dejando claro que “quien con guajes se acuesta cagado se levanta”

Cuando un gobierno es débil, se hacen fuertes los violentos.

De ninguna de las maneras deben dejar pasar algo tan grave, deben tratar de meter en vereda a todos los reconocidos rompiendo mobiliario e inmobiliario, los que tiraban piedras a la policía, esos cabecillas deben pagar todos los destrozos, y, además, que el código penal recaiga fuertemente sobre ellos. Siendo permisivos con estos violentos, se socava el estado de derecho. Los violentos se crecerán y harán más imposible la seguridad ciudadana, se apoderarán de la convivencia en paz.

Nada es justificable con violencia. Buscan rebajar un reglamento que dicen represor, pero me temo que, por ese camino de la violencia, nada se les debe dar.
Por JOSÉ MARÍA BABOT VIZCAÍNO,
23/02/2021 12:59 h.