jueves 22/4/21

No sabemos decir no

Últimamente ha surgido un nuevo término en la política española conocido como lo políticamente correcto que yo personalmente prefiero llamar "bienquedismo". Consiste en amoldarse a aquello que nos viene dado desde los medios, las redes sociales y nuestras propias amistades y familias. Esto se traslada a muchos otros campos. En la propia política aquel que no es políticamente correcto es expulsado de ella como si fuera un apestado.
Por otra parte, la sociedad también acepta este término que es una lacra pues, está acabando con la diversidad que caracterizaba a la sociedad española.
Cómo decía Juan Carlos Aragón "Quién pretende a todo el mundo agradar al final no hace a nadie feliz"
Estas palabras venían seguidas por "Yo prefiero tener enemigos de verdad y que estén orgullosos de mi"
Esta postura es completamente contraria al bienquedismo. Para este filósofo, es preferible ser uno mismo con sus defectos y virtudes a ser algo creado por la sociedad, que no se sabe realmente si es bueno o no.
La vida no está hecha para que seamos lo que nos dicen sino para ser lo que queremos ser, creer lo que queramos creer y pensar lo que queramos pensar.

La sociedad cambiará a mejor o a peor porque cada uno de nosotros queramos cambiarla y no porque nos lo impongan.