sábado. 28.01.2023

Javi Tomé

Hola Javi. Lo cierto es que no llevo en cuenta el tiempo que hace que no disfrutamos de tu presencia física, pero eso no significa que lo sigamos haciendo con ese legado tan vasto y prolífico que nos dejaste. Esa pluma afilada, la sátira mordaz sin faltar al respeto, la forma tan característica tuya de vernos a los demás y que tan magistralmente plasmabas en tus escritos, sobre todo cuando te referías a alguien en particular y al que retratabas tan verídica como humorísticamente. Creo que te imaginas que te voy a decir un tópico, así es, pero lo hago para que te enfades un poco y no estés muy aburrido. Nadie muere si alguien le sigue recordando, ahí te lo dejo, pero es tan cierto como que nuestra amistad es capaz de superar todo tipo de circunstancias y estemos en dimensiones distintas, sé que lo entenderás, sé que te reirás y dirás que eso no va contigo, paro te vas a tener que aguantar esta vez. Y en estas fechas no seré yo el único que se acuerde, nuestro pequeño grupo añorará tus chistes y sarcasmos e irremediablemente miraremos la columna del periódico por si vuelve a aparecer tu firma por allí. Ten por seguro que muchos lo haremos. Mientras tanto, vete preparando el sitio que algún día, lejano, no te emociones, tendremos a tu lado. Y espero que no hayas afilado aún más tu pluma y tu mente, esa que revolotea curiosa y aguda. Hasta siempre amigo. Un abrazo.