sábado 28/5/22

Si tu reacción no es proporcionada, dejas de tener razón

«Las guerras no deberían narrarse de manera distinta que los robos o fraudes, esto es, breve y escuetamente, sin alabanza alguna, más bien detestándolos». Esto lo dijo el filósofo Joan Lluís Vives. Esto, algunas veces, no se cumple. Sin alabanza alguna, más bien detestándolos. (...). Aquí, en España, cuando la televisión habla de la guerra de Ucrania, quienes claramente no reciben ninguna alabanza son los invasores. Aquí, en España, los buenos son los ucranianos y los malos los rusos. ¡Una simplificación maniquea, supongo! Yo creo que los rusos no reciben ningún aplauso o alabanza porque, aunque Putin tenía razón cuando decía que "Los rusos de Ucrania tienen derecho a hablar en ruso y los rusos de Rusia tienen derecho a sentirse seguros". Tenía razón cuando decía esto, sin embargo, ha dejado de tener razón. Pues claramente ha reaccionado de forma desproporcionada. A menudo vemos reacciones desproporcionadas: Dispararle al ladrón, porque te roba unas manzanas. Dejar al hijo sin cenar, porque, te dice una mentira. Darle una bofetada a la mujer, porque te insulta. O darle una bofetada, a alguien, porque insulta a la mujer. Ahora estoy pensando en el actor Smith.