domingo 22/5/22

Falsedad e hipocresía en San Isidoro

Me dirijo a ustedes para exponer la situación que he vivido en una Cofradía de León. Soy autónomo, en concreto camionero y por mi indisponibilidad pagaba la cuota anual en mano. Por la crisis que hemos vivido, tras el año de la pandemia me retrasé en el abono de la misma y la Sacramental procedió a darme de baja. Para mi salir de papon era vivir mi Fe, dejar de pensar en mis problemas y vivir el sábado de pasión junto a personas que tras años dejaron de ser desconocidos. La semana santa lleva dos años sin celebrarse y las personas tienen ganas de salir y miedo a partes iguales. Estamos metidos en una crisis sin igual de la que nos va a costar mucho tiempo salir y la vida cada día se pone más cuesta arriba. La carretera es dura, cada día peor y seguimos a la espera de un acuerdo con el Gobierno que cada día se atraganta mas. Creo que precisamente una cofradía debería tener más en cuenta las circunstancias personales de cada persona, donde queda la labor social de la que tanto presumen. Me han echado de la Cofradía por impago de una sola cuota, pero a su vez están metiendo gente porque andan faltos de hermanos para sacar los pasos. Les pagan las cuotas por detrás y les meten en las listas de los pasos. Prima más lo material que lo personal, el aparentar que el tener verdaderos valores. Para ellos es más importante hacer una procesión que cuidar a las personas. Les da igual que la procesión salga llena de gente invitada, a que alguien que se mata por trabajar y por que su familia no le falte denada se quede fuera. Rozan el fanatismo adorando imágenes para luego no saben comportarse con las personas. ¿No nos iba a hacer la pandemia mejores? ¿ dónde quedan los aplausos en los balcones? Algunos nos jugamos la vida porque en esos días no os faltara de comer y ahora nos dais la espalda de la peor manera. Siento auténtica vergüenza y solo pido que se haga pública mi queja. No es oro todo lo que reluce y la semana santa hace tiempo que perdió el sentido. No se si la Iglesia comulga con esto, pero lo que yo he vivido parece una dictadura más que una asociación de fieles de San Isidoro. No te escuchan, solo te tienen en cuenta para pagar, y sino lo haces te dan de baja. Este año pretenden pasar dos cuotas anuales, muchas familias lo estamos pasando realmente mal. ¿Tras dos años sin salir es necesario que nos ahoguéis tanto? Y lo que es peor, ¿que sino podemos pagar nos echéis? Gracias a mi hijo que me ha ayudado a escribir y redactar la carta.