viernes. 19.08.2022

Ser o estar: lo importante ahora es Sumar

La derecha y sus medios de comunicación desde hace mucho tempo conocen perfectamente las diferencias entre Ser y Estar y potencian con todas las armas a su alcance que cada vez seamos más, los que seamos pobres. Porque ellos odian a los que estamos pobres y tenemos voz y personalidad, odian a los que luchamos por nuestros derechos, odian a los que nos rebelamos antes las injusticias, odian a los que luchamos por un mundo mejor para nuestros hijos. Los que estamos pobres y acudimos a manifestaciones, reivindicamos mejoras salariales, luchamos por los derechos de las mujeres, por los derechos del colectivo LGTB, somos sus enemigos porque ponemos en peligro su imperio financiero y económico y por ello somos perseguidos, pero seguiremos luchando. Los que somos pobres, somos los pasotas de la política, lo del discurso todos los políticos son iguales, los que nos conformamos con lo que somos , porque lo entendemos como algo divino e irremediable, y somos alimentados por el discurso permanente de los medios de comunicación donde lo importante son el futbol, los toros y los programas basuras y no tienen literalmente secuestrado en un mundo que no es el nuestro pero no lo creemos, llevándonos horas y horas viendo mansiones de famosos sin poder paladear por supuesto de sus lujos. Los que somos pobres, no vamos a votar y si lo hacemos votamos a aquellos que no va a cambiar nada, porque nosotros somos y tenemos asumida nuestra situación. Pero ahora ha llegado el momento de SUMAR todas y todos porque los que estamos pobres queremos cambiar y llevamos años de lucha y nos sentimos ilusionados por este nuevo proyecto de Yolanda Díaz y los que somos necesitamos vuestro esfuerzo y compromiso con la implementación de políticas sociales y una separación clara y nítida del PSOE y su defensa de las elites económicas que solo produce zozobra y desesperación de los ciudadanos. Súmenos todas, pero con política de izquierda o lo que es lo mismo gobernar para los españoles y no seguir la agenda marcada desde las potencias extranjeras como los EEUU y los grandes oligopolios que gobierna nuestro planeta llevando a millones de personas a las guerras, a la muerte y al suicidio colectivo como sociedad.