jueves 19/5/22

No a los desahucios

Es absurdo que los deshaucios estén a la orden del día, habiendo tanta vivienda vacía, locales de bancos cerrados a cal y canto, y fábricas abandonadas. ¿Qué sentido tiene todo esto? Y más aún en plena ola de frío. ¿Dónde ha ido a parar la solidaridad y el sentido común?¿Qué daño hacen estas personas ocupando una vivienda, que muchas veces está muy lejos de cumplir las normas de salubridad y habitabilidad que se exigen habitualmente? Estas familias malviven bajo estos techos desalmados, al no tener otra alternativa al alcance de su presupuesto. Hay gente que no tiene la vida fácil, inmigrantes que no logran conseguir un permiso de trabajo pese a tener formación y ganas de trabajar, ancianos y familias que han entrado en el umbral de la pobreza tras la crisis que ha traído consigo la pandemia tras el COVID-19 (a ver qué pasa ahora con el recién llegado Omicron) y que tienen que abandonar sus hogares, los que han pagado durante tantos años, al no poder hacer frente a los gastos. ¿Qué solucionamos dejando sin hogar a estas personas? NADA, absolutamente nada. El sistema las echa a la calle sin otra alternativa que irse bajo un puente u ocupar de nuevo otra vivienda o local. Abandonar a la gente desfavorecida a su suerte, mirando para otro lado, no soluciona este problema social. Un alquiler social con una cuota digna adecuada a sus ingresos sería lo más justo y que los servicios sociales les ayuden a hacer que estas viviendas precarias sean más seguras, y no que acaben sus vidas trágicamente en un incendio, como ha pasado recientemente en Barcelona y Badalona. Luchemos por una vida digna para todos.