Imprimir

El acusador del Estado rebaja abre ahora la puerta a que Trapero no entre en prisión

REDACCIÓN | 09 de junio de 2020

Trapero sale ayer de la Audiencia de Barcelona. TONI ALBIR
Trapero sale ayer de la Audiencia de Barcelona. TONI ALBIR

De rebelión a sedición. Y de sedición puede que a desobediencia. La Fiscalía de la Audiencia Nacional rebajó ayer su acusación contra el exmayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, y abrió la puerta a que el mando policial autonómico durante los hechos de octubre de 2017 no acabe en prisión. Así, la Fiscalía solicitó una pena de 10 años de cárcel por un supuesto delito de sedición por su actuación durante el ‘procés’ independentista de 2017. Pero, al mismo tiempo, el Ministerio Público incluyó como alternativa, en caso de que el tribunal «no considere acreditado» el delito de sedición, el castigo por un delito de desobediencia, que no implica penas de prisión sino una inhabilitación.

El teniente fiscal Miguel Angel Carballo comunicó, en el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional contra la anterior cúpula de la Policía catalana por su actuación durante octubre de 2017, que su petición inicial de que Trapero sea condenado por rebelión descienda un grado y lo sea por sedición. Esta rebaja se daba por hecha desde hace tiempo, toda vez que los líderes secesionistas juzgados en el Tribunal Supremo fueron condenados a penas de nueve a trece años por sedición, y algunos de ellos también malversación, pero no por rebelión como pretendía inicialmente la Fiscalía.

Trapero se enfrentaba también en un primer momento a una pena de once años de cárcel por un delito de rebelión, según la calificación original de la Fiscalía. Pero ya no podía ser acusado por el delito más grave que fue descartado por el Supremo. De hecho, el entonces consejero de Interior, Joaquim Forn, jefe superior de Trapero, fue condenado a 10 años de cárcel por sedición. La Fiscalía solicitó la misma pena de diez años de prisión por un delito de sedición para el que era director de los Mossos en octubre de 2017, Pere Soler, y para el exnúmero 2 de la Consejería de Interior, César Puig. Para la intendente Teresa Laplana, subordinada de Trapero, reclama cuatro años por el delito de sedición. Carballo presentó este lunes sus acusaciones definitivas. El juicio contra Trapero se reanudó en la Audiencia Nacional, después de que quedara paralizado como consecuencia del coronavirus. Los acusados, de hecho, no acudieron a la Audiencia Nacional, sino que comparecieron en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) pues no pueden desplazarse a Madrid.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/espana/acusador-estado-rebaja-abre-ahora-puerta-trapero-prision/202006090132322020235.html


© 2020 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España