Imprimir

Cuatro casos como ejemplo

Diario de León | 13 de octubre de 2020

Las propuestas empresariales que optarán a los fondos destinados al proyecto Mine the Gap tienen ya algunos ejemplos de lo que se pretende con esta iniciativa. Santiago Cuesta explica, como uno de estos ejemplos, el caso de una empresa que tiene una explotación a cielo abierto y ahora encuentra grandes dificultades para ver cómo se puede expandir. «Entonces contacta con una empresa de tecnología de la información de fotografía vía satélite, que les da un estudio de imagen con tecnología que permite hacer grandes bases de datos de todas las porciones de terreno que van a explorar, y con georradares y tecnología de infrarrojos pueden detectar no sólo nuevos yacimientos sino también valorar la cantidad de tierra que tienen que remover. Y detectar dónde hay zonas de población, protegidas,...»

Con estas tecnologías la empresa «va a trabajar y gestionar toda la información para generar un diseño de la explotación con el menor impacto sociológico y medioambiental y asegurando la mejor eficiencia de recursos. Todo esto con tecnologías tanto de procesado de la información como de sensorización geofísica para valorar el terreno».

Otro de los ejemplos que plantea, «y estos casos los tenemos en nuestros cluster, es el de empresas que tienen tecnología que permiten procesar y trabajar a día de hoy las escombreras y residuos mineros, que generan un problema ambiental pero contienen aún minerales, aunque sea en poca cantidad, de un gran interés económico. Esas tecnologías de hidrometalurgia vamos a aplicarlas a las escombreras, pero además la misma tecnología se puede trasponer para la basura de las ciudades, la basura tecnológica de los puntos limpios. Eso puede generar un piloto de procesado demostrativo con el que tu mina, además de ser sostenible porque procesas tus escombros, es capaz de procesar la basura electrónica y recuperar de ahí materias primas de una ciudad. Es un proyecto muy bonito en el que combinas tecnología de reciclado con la de procesado minero para resolver un problema medioambiental tanto minero como urbano». 

También aplicable a las zonas mineras de la provincia de León es la propuesta de rehabilitar espacios «y dar ideas como que una mina de carbón se rehabilite con biotecnología para limpiar el subsuelo y descontaminarlo, y a partir de ahí aplicar tecnologías para que la zona donde estaba la mina genere energía renovable, que se adapte a los criterios de la transición justa. En este proyecto se puede añadir el uso de la mina como zona de almacenaje de grandes baterías industriales, de forma que el espacio se convertiría en una gran batería eléctrica sostenible, para almacenar energía renovable que podría verter a la red en función de las necesidades y jugando con los precios de la energía, lo que permitiría también crear un modelo sostenible de negocio».

El director general de Icamcyl plantea otro ejemplo más de proyecto que puede acogerse a esta iniciativa, y que se está desarrollando. Se trata de generar un sistema de logística con un gemelo digital, con algoritmos de predicción y un sistema de cloud computing, para una vez colocados sensores en los dumpers y grandes vehículos de la mina optimizar su trabajo y sensorizarlos para predecir cuándo van a fallar. Gestionar la logística de estos vehículo supone un ahorro de diesel brutal, y eso es económico pero también de impacto medioambiental.
Son algunos de los ejemplos de proyectos en los que se unen empresas dedicadas a la minería y las materias primas con propuestas innovadoras para rentabilizar los negocios y hacerlos más sostenibles. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/innova/casos-como-ejemplo/202010131109192052085.html


© 2020 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España