Imprimir

De Elosua a Baloncesto León (1990-2000) una década de ensueño en ACB

CAMINO GALLEGO | texto | 30 de septiembre de 2007

Aunque no tuvo un final feliz, lo cierto es que ni los más recalcitrantes seguidores del C.B. Elosua León podían esperar aquel domingo 20 de mayo de 1990 que el ascenso a la Liga ACB (que ese día había logrado su equipo en un sufrido encuentro -82-75 - ante el Lliria, jugado en cancha lucense por estar clausurado el Palacio de Deportes) significaría una década en la historia del conjunto leonés. No sólo una década, sino también la etapa más gloriosa de su andadura. La temporada 90-91 fue increíble. El Palacio se llenaba a rebosar cada jornada y eso que se pagó la novatada en la categoría, perdiendo numerosos partidos, la mayoría por un punto o dos de diferencia. Eso supuso clasificarse en el vigésimo puesto, lo que significaba jugar el «play off» de descenso con el Caja Bilbao, aunque se salvó el escollo y pudo mantener la categoría. Por otra parte se logró el hito de ser el primer equipo que llegó a la fase final de la Copa del Rey en la temporada de su debut en la ACB. Claro que cayó en cuartos, ante el Real Madrid. La segunda temporada supuso un cambio de pilas. Se olvidó la bisoñez y los de Aranzana comenzaron a hacerse notar hasta el punto de concluir sextos, tras clasificarse de nuevo para la Copa del Rey, disputada en Granada, y en la que el Barcelona les derrotó en cuartos de final. Fue en la 92-93 cuando el club pasa a convertirse en Sociedad Anónima Deportiva, dejando la presidencia José Luis López-Dóriga y pasando el testigo a Eugenio Álvarez, que era el máximo accionista. La temporada concluyó con otra sexta posición y la participación por primera vez en una competición europea: la Copa Korac, llegando a cuartos de final y siendo eliminado por el Roma de Dino Radja. La cuarta temporada en ACB supuso un cambio de colores. Se dice adiós al verde-amarillo de Elosúa para pasar al blanquiazul de Elmar León, nuevo patrocinador del conjunto que esta vez se clasificaría decimotercero y que en la Copa Korac de nuevo volvió a caer en cuartos de final, esta vez ante el Olimpia de Milán. En la quinta temporada (94-95) Gustavo Aranzana volvió a lograr la clasificación para jugar la Copa del Rey, que de nuevo se disputó en Granada. Y otra vez el Real Madrid, con Arvidas Sabonis, fue su verdugo en cuartos. En liga se mejoró el resultado de la campaña anterior, con la novena posición. Duodécimo fue en la sexta temporada, en la que disputó también la Copa del Rey, en Murcia, cayendo en cuartos ante un sorprendente TDK Manresa, que a la postre se alzaría campeón. El principio del fin En la 96-97 hubo muchas novedades: Nueva denominación, que pasó a ser C.B. León y logró el patrocinio de Caja España cambiando sus colores por el rojo. Además ese año se disputó en el Palacio de Deportes de nuestra capital la Copa del Rey, en la que Baloncesto León pudiendo jugar como anfitrión no utilizó esa prerrogativa y se clasificó entre los ocho primeros para disputarla por derecho propio. Se salva el escollo de cuartos ante el TDK, pero cae en semifinales frente al Joventut, que fue campeón. También esa temporada sería el comienzo del fin de lo que había sido la etapa triunfal del conjunto leonés. El manager, general, Ramón Fernández, deja el club para marchar al Fuenlabrada. Se acaba la liga otra vez sexto en la clasificación y Aranzana acepta también una oferta del Forum y marcha a Valladolid tras indemnizar al club leonés pues todavía le quedaba un año más de contrato. Cierra así una brillante etapa de ocho temporadas y media dirigiendo a un equipo que cogió en Primera B y ascendió a la ACB . Edu Torres sería el entrenador las dos siguientes campañas. En la primera colocó al equipo en undécima posición, pero se jugó la Copa Korac viviendo de los réditos de la temporada anterior, y por primera vez el equipo fue eliminado en dieciseisavos de final por el Peristeri griego. Así se dijo adiós a la presencia europea del conjunto leonés, que sin conseguir títulos siempre sorprendió por su entrega y ganas en pos de nuevas proezas. Eugenio Álvarez deja la presidencia a Enrique Gil en un trámite del que sería relevado por Francisco Fernández al comienzo de la siguiente temporada. Fue precisamente en esta 98-99 en la que comienzan los apuros. La afición sufre al presenciar más derrotas de las que estaba acostumbrada a ver, en un Palacio cada vez más vacío y que hasta entonces había sido temible reducto envidiado por otros clubes. Se salva la categoría sin muchas angustias (queda decimosexto) aunque la grada cuestionaba al entrenador. Por eso en la temporada 1999-2000 llega al banquillo José Luis Oliete y a la presidencia Josecho Pardo, quien repite diez años después intentando solucionar los numerosos problemas existentes, pero sin conseguirlo. El equipo se clasifica decimoctavo y se dice adiós a la máxima categoría del baloncesto español, cayendo el lunes 24 de abril de la manera más dolorosa: bastaba ganar el último encuentro en el Palacio precisamente contra el Forum de Aranzana y no se consiguió (66-84). Fue la impotencia de los leomeses (que ganaban al descanso 38-29) la que hizo llorar a Aranzana al ver cómo se perdía lo que tanto le costó lograr. Siete años después repitió la hazaña devolviendo al club y a la ciudad a la ACB. Base experto en esta liga, es muy buen jugador en el dos por dos. Excelente tirador, tal vez su punto débil podría ser la defensa, pero lo camufla siendo el más listo. Es de los pocos bases que quedan que ayudan al rebote. Tiene mucha facilidad para dar asistencias. El base alicantino es un buen director y excelente defensor. Es un jugador luchador, que se entrega en busca del bien del equipo, lo que le permite esconder su condición física. Es un buen tirador, aunque busca más dirigir que mirar al aro. Se merece hacer una buena temporada. Tiene un gran corazón en la cancha. El escolta argentino deberá tener el mismo protagonismo que ha tenido en el equipo. No es de los que se arruga sobre la cancha, y si se mete en el ritmo de esta Liga ACB nos dará muchas tardes de alegría, pues es un jugador con muchas posibilidades. 1397124194 Jugador veterano, tiene un gran talento físico. Le gusta jugar cerca del aro. Destaca su facilidad a la hora de penetrar en las defensas rivales. Busca jugar de espaldas al aro y deberá ayudar al rebote. 1397124194 Es el jugador que más dudas plantea y no por sus cualidades o su talento físico. El problema está en cómo evolucionará su lesión de rodilla. Llega a León como jugador anotador y es un hombre veterano. Está la incertidumbre de su rendimiento en el papel que le dé Aranzana. En teoría es mejor defensor y un jugador más completo que Quinteros, pero peor tirador. Puede volver a ser el jugador que fue, pero para ello debe saber explotar sus virtudes y ponerlas al servicio del equipo. Es un jugador capaz de lo mejor y de lo peor. Puede anotar de tres y rebotear en ambos aros. Cuenta con una buena condición atlética que deberá sacar beneficio en defensa. Su mejora pueda ser el pase y la lectura del partido. Creo que ha sido un gran acierto renovar a este jugador, al que si este año su condicion fisica no le traiciona seguro que sumará en los momentos que el equipo le necesite. Atípico jugador no hablaremos de su muñeca desde la línea de tres puntos. Aporta su conocimiento como capitán en momentos duros y crea buena dinamica en el grupo. Si quiere y se sacrifica veremos a ese pedazo jugador dotado de un excelente talento tanto físico como técnico. Deberá madurar para poder aportar lo que necesita el equipo. Su presencia y su aportación pueden darnos tardes de alegría esta temporada. 1397124194 El pívot vasco es todo corazón. Él siempre lo da todo. Es un excelente defensor, que sabe ocupar su lugar dentro del equipo. Siempre está dispuesto a salir desde el banquillo para cambiar el ritmo del partido. 1397124194 Viene con unas buenas estadísticas, pero deberá entrar en la mecánica del grupo. Pienso que puede formar una gran sociedad con los demás pivots del equipo. Es bueno como reboteador y se sacrifica en defensa. 1397124194 Puede ser una sorpresa agradable en la Liga. Hace de todo. Rebotea, pasa muy bien, tiene un buen tiro, juega de espaldas al aro y busca sumar para el equipo. La duda está en saber cómo jugará sin el acompañamiento de un anotador claro y en cómo podrá luchar contra las torres de esta Liga. Joven base ponferradino, es un jugador con talento. Su lunar es el escaso déficit de competición. Le gusta este deporte y debe seguir mejorando. Es una esponja y seguro que seguirá creciendo. 1397124194
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/revista/elosua-baloncesto-leon-1990-2000-decada-ensueno-acb/20070930000000924121.html


© 2020 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España