Imprimir

«He hecho realidad un sueño que se me escapó tres veces»

| León | 30 de agosto de 2019

Su gesta está al alcance de pocos, sólo de los campeones como él capaces de superar tras 18 horas los 145 kilómetros de la prueba más dura de ultratrail, la TDS de Chamonix-Montblanc. En tres ocasiones anteriores lo había intentado pero fue a la cuarta cuando el sueño de este bañezano se hacía realidad. Una gesta que cualquier gran corredor de alta montaña busca. Pero sólo unos pocos logran. Uno es Pablo.


—¿Cómo se siente un corredor al acabar y además hacerlo como vencedor en la prueba de ultratrail por excelencia a nivel mundial?

 

—Es una experiencia mágica. Este era mi cuarto intento y ha salido todo a la perfección, dentro claro está de lo exigente que es una carrera de estas características. En 2012 cuando me estrené aquí acabé cuarto y los dos últimos años por unas cosas y otras no pude acabarla. El pasado fue un poco frustrante porque me estaban saliendo las cosas bien. Y mira, ahora a la cuarta ha ido la vencida. Ganar en Chamonix es todo lo que un corredor de montaña ansía. Es la meca del ultratrail y yo ya puedo decir que no sólo la he acabado, sino también en el primer peldaño del podio.

 

—En este tipo de carreras a veces las cosas no salen como uno espera. No sólo vale llegar en un buen momento, también tienen que darse otras circunstancias como las caídas, los desfallecimientos...

 

—La verdad es que llegaba en un gran momento. Lo había planificado. Pero faltaba culminarlo en la carrera y sobre nana menos que 145 kilómetros. Tuve una pequeña caía en el kilómetro 65 pero pocas incidencias negativas más. La táctica salió muy bien porque mandé cuando era necesario y me reservé también cuando era preciso.

 

—Un triunfo con más de 13 minutos de ventaja respecto al segundo clasificado, el ruso Mitaew. Eso parece decirlo todo.

 

—No tanto. En este tipo de carreras a veces una ventaja de diez o 15 minutos se esfuma en un instante. Son tan duras que hasta que cruzas la línea de meta puede pasar cualquier cosa. En mi caso me ví ganador justo un kilómetro antes de cruzarla cuando ví el cartel de Chamonix-Mont Blanc. Sabía que era mi último esfuerzo y que aunque fuera a gatas tenía que lograrlo. No hizo falta pero nunca miré atrás. Siempre para adelante.

 

—Cuando se logra un reto como este, ¿Se puede decir que ya se ha logrado lo máximo?

 

—En el deporte, como en la vida, nunca debes conformarte. Y ese es mi caso. Bien es cierto que lograr el triunfo en la meca de las pruebas de alta montaña es algo maravilloso. Pero aún tengo más retos por delante. Uno es volver aquí y hacer las 100 millas. La TDS de 145 kilómetros me ha servido para demostrar que puedo aspirar a más e intentará hacerlo si puede el próximo año. Será una distancia mayor pero creo que soy capaz de lograrlo.

 

—¿Se puede decir que este es el mejor año para Pablo Villa en el apartado competitivo?

 

—Sin duda. He tenido otros muy buenos pero en este muchos de los objetivos se han podido cumplir. Empecé con el segundo puesto en la Transcanaria y luego he acometido carreras en las que los resultados y sensaciones han sido fantásticos. Eso sí, encaminados a Chamonix. Los resultados me han dado la razón a todo ese trabajo y planificación.

 

—¿Este éxito te ayudará a la hora de que aparezcan patrocinadores o más apoyos?

 

—Ojalá. Esta es una disciplina que ha ido creciendo en los últimos años, aunque aún necesita de un respaldo más importante. Espero que este resultado signifique algo. Lo espero y deseo.

 

—¿Cómo cree que ha vivido tu ciudad de adopción, La Bañeza, este resultado?

 

—Según me han dicho, lo han disfrutado al máximo. Y espero estar pronto allí para agradecérselo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/entrevistas/he-hecho-realidad-sueno-escapo-veces/201908300202281934525.html


© 2019 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España