Imprimir

Historias de la vía estrecha

José Mº Campos | Cistierna | 14 de agosto de 2019

Jesús Díez posa con su última creación literaria. CAMPOS
Jesús Díez posa con su última creación literaria. CAMPOS
El escritor Jesús Díez recoge en su libro 'Viajeros que regresan al Tren Hullero' 38 relatos con las anécdotas de los pasajeros

«Aún llevo la carbonilla de sus locomotoras en mis ojos. Es el viaje, las imágenes del pasado que aparecen, no siempre nítidas, mientras voy asomado a las ventanillas del Tren Hullero». Así empieza el primer cuento, , del libro , del escritor Jesús Díez Fernández, natural de Sopeña del Curueño.

Un libro que recoge 38 relatos en los que se cuentan las experiencias del autor con los viajes de este tren, así como, las historias de muchas personas: viajeros, trabajadores y trabajadoras del tren, agricultores, ganaderos, campesinos o mineros. «Es un viaje literario a través de todos esos viajeros que he ido entrevistando. He relatado tanto mi experiencia personal como la de otras personas a las que he ido subiendo literariamente a este Tren del Hullero», comentó el autor en la presentación del libro, que tuvo lugar en el Museo del Ferroviario, de Cistierna.

Entre las personas a las que entrevistó está el minero Ovidio García, de Cistierna, que trabajó más de 30 años en la mina y que sobrevivió al famoso derrumbe de la mina de Casetas; Maxi, trabajador jubilado del ferrocarril y que cuenta con una cantina-museo en su pueblo de Palacio de Valdellorma; Feli la última guardabarrera de Sorriba del Esla, o Luisa del Río, guardabarrera de Campohermoso.

Vagones literarios

Los vagones del Tren Hullero se convierten en el escenario de la historia de los pasajeros

«Con todas esas experiencia lo que he ido hilvanando los relatos, creando una suerte de filandón, que consigue que el ferrocarril se estremezca a la velocidad de las emociones humanas», explicó el escritor, que precisó que este libro es un viaje crepuscular en un tren con muchas vidas, habitadas dentro de los 125 años de su historia. La empresa Hullera Vasco Leonesa construyó este ferrocarril un 11 de agosto de 1894.

El escritor recuerda ver de pequeño el traslado de presos que iban atados con cuerdas. Fue en la estación de La Vecilla. «La imagen aún la conservo: en un banco de listones de madera, dos Guardias Civiles y, en medio, un preso». Otra de las curiosidades es el hombre de la rifa. Vendían unas tiras con todos los palos de la baraja y rifaba una bolsa de caramelos o peladillas. «Todo se hacía en el vagón: la venta y el sorteo».

En uno de los cuentos, titulado , relata la historia de un trabajador del tren que fue cogido preso por los republicanos y llevado a Gijón donde le pusieron a trabajar en el ferrocarril. Con la entrada de los nacionales fue trasladado a la prisión de San Marcos y pasó un año hasta que su familia supo de él, según el relato de su hija, Luisa.

En definitiva es una agrupación de cuentos que tratan de introducir al lector en lo que significaba el tren para los pueblos por donde pasaba y las historias de los gentes que viajaban en esta línea.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/provincia/historias-de-la-via/201908140202181929693.html


© 2019 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España