Imprimir

El inspector Ramalho vuelve a Vega del Bierzo

Carlos Fidalgo | 10 de enero de 2020

Adaptación al cómic de ‘La mina del Infierno’. DL
Adaptación al cómic de ‘La mina del Infierno’. DL
El novelista Alejandro Gallo, mantenedor de la fiesta de Las Candelas en Torre el 2 de febrero

Nunca reconocerá que Vega del Bierzo, el escenario donde transcurre su novela La mina del Infierno, adaptada después al cómic, es en realidad Torre del Bierzo. Pero el parecido es más que razonable. «Podría ser cualquier pueblo minero», responde en un intento de borrar pistas el escritor leonés de novela negra Alejandro M. Gallo, que el 2 de febrero volverá a la localidad donde vivió entre los 7 y los 13 años de edad para ejercer como mantenedor de la Fiesta de las Candelas, el particular festival del botillo recuperado por Torre del Bierzo en el año 2008.

Licenciado en Filosofía, Ciencias Políticas y Ciencias de la Educación, antiguo oficial del Ejército y actual comisario jefe de la Policía Local de Gijón —algo que le ayuda a meterse en los ambientes de sus novelas— Alejandro Gallo no se olvida de que fue en Torre del Bierzo donde «por primera vez tuve a toda mi familia junta». Nacido en Astorga, hijo de un emigrante en Suiza y Alemania que regresó para trabajar en el carbón, Gallo vivió en la por entonces bulliciosa Torre del Bierzo hasta que un accidente en la mina volvió a separar a la familia, con su padre camino de un hospital en Madrid. Por Torre vuelve a menudo y por eso ha visto como la localidad «ha perdido el setenta por ciento de su población» en estos años.

Gallo ya situó al personaje del inspector Ramalho da Costa en una inventada —o no tanto— Vega del Bierzo en su novela La mina del Infierno, que después adaptaría al cómic con ilustraciones del dibujante Julio Cangialosi, y no se engaña sobre el futuro de las cuencas mineras. «En Torre del Bierzo ocurre lo que en todas las cuencas; el carbón está muerto como fuente de energía y se están convirtiendo en pueblos fantasma del Oeste». Pueblos que muchas veces crecieron sin orden ni concierto, en León y Asturias —donde también fue jefe de la Policía Local de Langreo, la capital de la cuenca del Nalón y otro de sus paisajes literarios— hasta que el final del carbón los ha dejado en la cuneta demográfica.

Autor de otros relatos de Ramalho como Última fosa y Revolución del 34: caso abierto, o de Asesinato en el Kremlin (Premio García Pavón de Narrativa Policiaca) y La muerte abrió la leyenda (Premio Letras del Mediterráneo), Gallo está a punto de publicar una nueva novela, ambientada en parte en el falso atentado de 1949 contra Franco en Ponferrada. «En mi novela existió», dice al hilo del desmentido del guerrillero Quico. Pero de esa historia hablará en breve.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/bierzo/inspector-ramalho-vuelve-vega-bierzo/202001100233491975162.html


© 2020 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España