Imprimir

Los jabalíes provocaron en sólo un año 22 accidentes en la Ponferrada-Toreno

m. j. alonso | ponferrada | 25 de marzo de 2013

En el primer trimestre del 2013 ya han sido seis los siniestros registrados con vehículos.

Corzos, jabalíes y perros son los animales potencialmente más peligrosos para los conductores por la frecuencia con la provocan accidentes de tráfico en carreteras secundarias. Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), en España se producen anualmente del orden de 5.000 siniestros de tráfico por causa de animales sueltos. El jabalí es el principal factor y el Bierzo no iba a ser menos. Aunque la gran mayoría de viales secundarios cercanos a zonas montañosas de la provincia registran accidentes de este tipo, particular es el caso de la CL-631, entre Ponferrada y Toreno, pues por ella los vehículos pueden circular a 120 kilómetros por hora y no a 80, que es la velocidad máxima permitida en la gran mayoría de las carreteras en las que se producen sucesos de estas características. En el 2012, la CL-631 fue escenario de 22 accidentes en los que el conductor se llevó por delante a un jabalí. En el primer trimestre del presente año fueron media docena.

La gran mayoría de los accidentes de tráfico ocasionados por jabalíes se producen en sentido a Ponferrada, una vez pasado el límite territorial de Fresnedo. Es común que estos animales cinegéticos sorteen el vallado perimetral de la carretera y accedan a la misma a través de arquetas o tuberías del agua, o simplemente escarbando por debajo de la propia valla. Salen a la carretera y por ella deambulan hasta que encuentran una salida. Escape que muchas veces no llegan a alcanzar, pues en el intento impactan contra la carrocería de un coche que, por lo general, circula a una velocidad alta.

¿Quién paga?

Los responsables de los daños provocados en el vehículo por el impacto de un jabalí pueden ser tres. Por un lado, el propio conductor si este circula a una velocidad excesiva superior a la permitida y hace caso omiso a las señales de precaución —la silueta de un ciervo sobre un fondo blanco— que alerta de la presencia de animales salvajes. En estos casos, muchos seguros contemplan ya este tipo de siniestros. También el coto de caza puede ser señalado como culpable si no ha cuidado convenientemente el vallado del coto o la cercanía del animal a la carretera se debe a la práctica de caza deportiva. Suelen ser los cotos los que corren con la mayoría de los gastos y por ello contratan seguros de responsabilidad civil que cubren los daños. En algunos casos concretos, el coto paga, además de la cuota del seguro, una fianza de 300 euros. Asimismo, la Administración titular del vial puede ser la responsable si el perímetros de la vía no está convenientemente cerrado o presenta desperfectos.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/bierzo/jabalies-provocaron-solo-ano-22-accidentes-ponferrada-toreno/201303250400011334889.html


© 2020 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España